¿Siempre con ganas de coger el coche y hacer una escapada de un par de días o más por algún punto de nuestra geografía? Seguro que no te faltan las ideas; al fin y al cabo, nuestro país está lleno de rincones maravillosos y muchas veces ni siquiera tenemos que irnos demasiado lejos. Si además eres de esos que no entiende viajar hacer feliz a su estómago, esto te interesa: un maridaje entre viaje y gastronomía, entre lugares increíbles y platos que te harán sonreír de felicidad. ¿La propuesta? Una ruta por la provicincia de Huelva.

Y es que Huelva, además de un lugar lleno de paisajes preciosos y no especialmente conocidos, es la Capital Española de la Gastronomía 2017. En su gastronomía se mezclan productos típicos de la costa, como la gamba blanca, y otros más propios del interior y la serranía, como el cerdo y las setas. Lo mejor es lanzarse a recorrer la provincia con tu Citroën y, en cada parada, preguntar a algún autóctono qué y dónde debes comer. La ruta propuesta es la siguiente:

Empezamos con uno de los platos fuertes: el parque nacional de Doñana. Haz investigación previa y reserva alguna visita guiada (el parque pone a disposición tres itinerarios distintos, pero hay también empresas privadas que hacen visitas). Se trata sin duda alguna de una de las principales maravillas naturales de España y Europa. Visita imprescindible.

Continuamos en Palos de la Frontera, en plena desembocadura del río Odiel, un lugar lleno de historia: es la cuna del descubrimiento de América, ya que fue aquí donde Colón preparó su primer viaje a las Indias. Puedes ver el monasterio de La Rábida (donde se hospedaron desde Colón hasta Hernán Cortés, entre otros) y el puerto, desde donde partió la expedición. Aprovecha también para visitar las marismas del Odiel.

Foto: Jose A.

Foto: Jose A.

Continúa con una visita a la capital, donde lo mejor es intentar quedarte al menos un par de días. Visita la Casa Colón, el museo provincial, la arquitectura tipo Ciudad Jardín del Barrio Obrero, el santuario de la Cinta y, por supuesto, la catedral de la Merced. No te olvides de darle un capricho a tu estómago: vete de tapas o visita el mercado.

Foto: Jose A.

Foto: Jose A.

Sigue hacia el oeste hasta llegar a Ayamonte, ya en la frontera con Portugal. Se trata de uno de los pueblos más bonitos de la provincia, situado a orillas del Guadiana, y en sus casas se mezclan la personalidad andaluza (típicas casitas blancas) y portuguesa (azulejos).

Toca dejar de mirar hacia el mar y ponerse rumbo a la serranía: conduce por la N-431 y la N-435 hacia el este y el interior, parando si tienes tiempo en todo lo que veas que te llame la atención (será mucho). Nuestra recomendación de un imprescindible es parar en las Minas de Riotinto: el parque minero puede visitarse en ferrocarril, que hace 12 kilómetros de los que hacía el tren que usaban los mineros para recorrer la zona. Además, puedes aprender más en el museo o visitando una casa victoriana.

Continúa hasta el norte hasta llegar al destino de peregrinación de todo amante del jamón: Jabugo. Ya en plena sierra de Aracena, su centro es bonito y acogedor. Y, sobre todo, come. Recorre la calle Barco hasta la plaza del Jamón y prueba el jamón en distintos establecimientos. En la fábrica Cinco Jotas puedes aprender cómo se eleabora el manjar.

Foto: Schnobby

Foto: Schnobby

Por último, visita la atracción número uno de la provincia: la gruta de las Maravillas, en la sierra de Aracena. Acuérdate de hacer una reserva para poder visitarla, porque vale muchísimo la pena. En una visita guiada de 45 minutos recorrerás sus túneles y espacios y aprenderás cómo se llegó a su formación.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.