Si alguna vez has conducido fuera de España en países como Alemania o los países escandinavos, es posible que te haya llamado la atención lo poco iluminadas que están las carreteras de noche en comparación con nuestro país. Esto pasa tanto en carreteras y autopistas interurbanas como en las calles de las ciudades (lo notarás también como peatón) y la razón es simple: buscan reducir al máximo la contaminación lumínica.

No obstante, es innegable que como conductor tiendes a sentirte más seguro cuanta más luz haya. Están las luces largas, sí, pero ni siempre puedes utilizarlas ni sustituyen la visibilidad de una carretera bien iluminada. ¿Cómo encontrar un equilibrio entre una buena iluminación y el respeto al medio ambiente? En Noruega han empezado a probar su propia solución —que parece tan sencilla que es raro pensar que a nadie se le hubiese ocurrido antes—: farolas (y otros dispositivos de iluminación de carreteras) inteligentes.

La idea de EagleEye, que es como han llamado al proyecto, es reducir el consumo de energía en carreteras poco transitadas. Las vías más remotas de Noruega pueden pasar una noche sin que ningún coche o solo uno o dos transite por ellas. ¿Qué sentido tiene mantener las farolas encendidas si no pasa nadie? El problema es grave sobre todo en invierno, cuando las horas de luz son muy pocas y las que requieren iluminación externa son casi todas.

La solución propuesta y que han empezado a probar en un tramo de 9 kilómetros en Hole, un municipio a una hora de Oslo, consiste tener las farolas funcionando al 100% únicamente cuando pasa un coche. Para esto, han instalado unos sensores radar en los postes de las farolas que detectan si la carretera está o no siendo utilizada. Así, cuando no hay nadie, la luz se reduce a un 20%, ahorrando una considerable cantidad de energía.

De momento, ese tramo de 9 kilómetros tiene 220 sensores instalados, aunque la idea es hacer que si el sistema funcione se convierta en la norma general, por lo menos en los lugares más remotos. Las farolas usan iluminación LED, que ya de por sí consume poco.

Como se ve en el vídeo de arriba, el efecto es similar a tener un foco que te va siguiendo e iluminando el camino conforme pasas por él, ayudándote a ver mejor la carretera y apagándose cuando ya has pasado.

¿Qué te parece? ¿Crees que las carreteras españolas tendrán en algún momento un sistema similar al Eagle Eye?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.