Tarde o temprano, a todo conductor le cae una multa. Puede ser por alguna tontería poco grave como olvidarse de poner el ticket de la ORA o puede ser algo más serio: conducir bajo los efectos del alcohol, saltarse mucho los límites de velocidad… Puedes hasta ser multado sin estar conduciendo, por cosas como una matrícula sucia o repostar con el motor en marcha.

Pero ¿hay multas más habituales que otras? Sabemos que sí y también intuimos cuáles pueden ser (quizá por experiencia propia y por comentarios de familiares y amigos). Este verano, en Autofácil hablaron con agentes de la Policía Municipal y de la Guardia Civil para abandonar las especulaciones y saber de verdad cuáles son las sanciones más frecuentes. Estas son su respuestas.

En ciudad, ninguna sorpresa: aparcar mal es la sanción número uno, dividida en pasar más tiempo del admitido en un estacionamiento regulado (en Madrid en 2012, 1,3 millones de multas de este tipo) y aparcar simplemente en lugares en los que no se puede (vados, líneas amarillas, carga y descarga…). La siguiente infracción más frecuente en ciudad es el exceso de velocidad, seguida por saltarse un semáforo (puede pararte un agente en el momento o pillarte una cámara).

En carretera, la sanción más frecuente tampoco sorprende (no por ello es menos grave): exceso de velocidad. Las siguientes son también preocupantes: en segundo lugar, se encuentra conducir superando los límites permitidos de alcohol en aire espirado o en sangre; después está la infracción más típica de nuestra época, hablar por el móvil al volante; seguido de un problema que ya creíamos superado, conducir sin cinturón (la multa es para la persona que no lleva el cinturón puesto, a no ser que sea un menor, en cuyo caso será para el conductor).

Las multas estipuladas para cada una de estas infracciones dependen de su gravedad y pueden ir desde la sanción económica, más o menos elevada, hasta la retirada de puntos o incluso el carné para casos muy graves. Todas ellas pueden ser recurridas pidiendo que se aporten pruebas (si de verdad has cometido la sanción, no servirá de mucho) y, en el caso de las económicas, si se pagan en el plazo de 20 días naturales desde que fueron notificadas, su importe se reduce un 50%.

Lo mejor, por supuesto, es fijarse siempre bien y no cometer infracciones. Las carreteras serán más seguras y la experiencia de conducción más agradable.

Foto: a_marga

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.