Así, sin pensar, di la primera infracción de tráfico que se te venga a la cabeza, algo por lo que te puedan multar. Es posible que hayas pensado en el exceso de velocidad o en aparcar el coche en el lugar incorrecto. Si piensas un poco más, se te irán ocurriendo otras cosas, desde saltarse semáforos rojos hasta conducir borracho, pasando por ir mirando el móvil cuando estás al volante. Pero las razones por las que te pueden multar son muchas más… y a veces son inesperadas.

¿Cuáles son algunas de estas infracciones menos interiorizadas como tales por los conductores? Aquí tienes diez de ellas:

Circular con los neumáticos gastados

Siempre se insiste en realizar un buen mantenimiento del vehículo, en ir a las revisiones periódicas y vigilar cuándo hay que cambiar algún componente del coche. Los neumáticos son uno de ellos. Todos sabemos que es por seguridad, sí, pero ¿sabías que te pueden multar por ir con los neumáticos gastados o con una presión de inflado incorrecta? Es una infracción grave y te pueden caer 200 euros… por neumático.

Circular sacando una mano o un brazo por la ventanilla

La típica estampa veraniega de un conductor que descansa el brazo en la ventanilla y así se pone moreno es ya menos frecuente que antes. En parte, porque los coches son más grandes y la ventanilla ya no es el lugar más cómodo. Pero es que además ir con una mano o brazo fuera es ilegal y te pueden multar con 100 euros. Tanto al conductor como a cualquiera de los pasajeros.

Abrir la puerta sin mirar

Todos hemos maldecido mentalmente (o en alto) a esa persona que de pronto abre la puerta de su coche aparcado y nos hace tener que desviarnos de forma inesperada para evitar un accidente. ¿Está permitido hacer algo así? Evidentemente, como cualquier actuación que comprometa la seguridad, no lo está. Abrir la puerta del coche sin mirar antes está multado con 260 euros.

No ir vestido de forma adecuada

No es que haya que conducir siempre de etiqueta, no, pero sí hay un par de reglas que hay que cumplir. Se trata especialmente del calzado, ya que hay zapatos que dificultan la conducción y, por lo tanto, la seguridad: ni tacones, ni chanclas, ni descalzo. En cuanto al resto del atuendo, solo hay una norma principal: no conduzcas con el pecho al descubierto. La multa aquí son 200 euros.

Circular por la izquierda

La norma la sabemos todos: debemos circular por la derecha. Pero todos hemos visto (o quiza hasta lo hayamos hecho) a conductores en autopistas o autovías que no abandonan nunca el carril central o izquierdo… cuando no hay nadie en el derecho. Pues bien, esto también supone una infracción, ya que puede entorpecer a otros conductores e incitar a adelantamientos por la derecha. La multa es de 200 euros.

Aprovechar los semáforos en rojo para comer

O para cualquier otra cosa, como retocarte el maquillaje, buscar algo en la guantera o mirar el móvil. Aunque te parezca que es algo inofensivo no lo es y, de hecho, la multa así lo demuestra: 200 euros y dos puntos del permiso de conducir.

Ir con la música demasiado alta

Sí, hay pocas experiencias tan gratificantes como aprovechar los viajes en coche para escuchar tus canciones favoritas, pero mejor con moderación en cuanto a decibelios: conducir con la música muy alta a ciertas horas de la noche o madrugada o cerca de lugares como hospitales está sancionado con entre 80 y 100 euros. El récord fue el de una persona que tuvo  que pagar 2.400 euros… no queremos ni pensar en la nochecita que debieron de pasar sus vecinos.

Hacer un ceda en vez de un STOP

Las señales de STOP significan que siempre debemos detener el vehículo por completo, aunque nos parezca que ya hemos visto y comprobado que no viene nadie y que es innecesario hacerlo. No son señales puestas al azar: si hay un STOP es porque hay poca visibilidad y podríamos encontrarnos de forma inesperada con un vehículo. Si este tiene que frenar o maniobrar bruscamente por tu culpa, te pueden caer 200 euros de multa y puedes perder hasta cuatro puntos.

Aparcar en un lugar protegido

Sí, aparcar mal supone siempre un riesgo de multa (y de grúa), pero dentro de ese «mal» hay niveles. No es lo mismo olvidarte de poner el ticket de la ORA que aparcar en una zona protegida. En este último caso, la multa puede alcanzar los 6000 euros.

Foto | knerry61

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.