Hay muchas razones para decidir visitar un lugar u otro y suelen ser muy personales. Desde peregrinaciones al lugar de nacimiento de algún ídolo hasta giras mundiales descubriendo los mejores postres, podemos siempre adaptar nuestros viajes a nuestros intereses más íntimos. Si lo que te gusta es la historia, visitar lugares que sabes que estaban ya habitados hace muchos siglos e incluso milenios, el mundo está lleno de rincones que te harán sentir pequeñito.

Ruinas de civilizaciones antiguas, templos que se mantienen en pie como si no llevasen aguantando miles de años, los rastros de humanos que pisaron ese mismo suelo muchas generaciones atrás… Estos son algunos destinos imprescindibles para amantes de la historia:

Egipto

Pocas cosas dicen más “historia” que un paseo entre pirámides y mirar la esfinge de cerca. Pese a todo lo que se dice, a esas fotos llenas de turistas que hacen que el viaje por el Nilo pierda un poco de glamour, ir a Egipto sigue siendo una de esas experiencias inolvidables, en parte por todo lo que sabemos de esa civilización: la hemos estudiado (en mayor o menor profunidad), visto en películas, en libros… Imaginar a Cleopatra será fácil.

Chavín de Huantar (Perú)

Foto: inyucho

Foto: inyucho

Macchu Pichu es tan famosa que ha hecho que otros lugares del país, en muchos casos bastante más antiguos, pasen desapercibidos. Chavín de Huantar es un buen ejemplo: esta civilización del siglo XIII a. C. está considerada la madre del resto de las civilizaciones precolombinas. Las ruinas de la que era su capital están en la provincia de Huari y su estado de conservación es bastante soprendente.

Atenas (Grecia)

Volvemos a terreno conocido, a las bases de la civilización occidental. Pasa lo mismo que en Egipto: hay mucho turista, pero uno es capaz de borrarlos de su mente y ser capaz de darse cuenta de en dónde está. ¡La Acrópolis! Todas esas historias de griegos, tragedias y comedias, y clases de filosofía volverán a tu mente.

Petra (Jordania)

Lo más aceptado es que data del siglo IV a. C. y es sin duda uno de esos lugares que hay que visitar una vez en la vida: la ciudad tallada en piedra es mucho más grande de lo que pensamos, ya que incluye cerca de 800 estructurras de todo tipo (viviendas, tumbas, baños, templos…). Es Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

Pompeya (Italia)

Es como el paso lógico después de Grecia: ir a ver a la civilización sucesora y en muchos aspectos heredera de los griegos. Aunque Italia (y, vaya, Europa) está llena de restos y huellas dejados por los romanos, Pompeya es un lugar especial por ser una especie de fotografía, de instantánea de cómo era la vida cuando el 24 de agosto del año 79 d. C. el Vesubio entró en erupción y la cubrió de cenizas. Es enorme e impresionante.

Angkor Wat (Camboya)

Nos vamos al siglo XII, momento en el que Suryavarman II escogió esa llanura como lugar al que agradaban los dioses para el enorme templo. No decimos enorme de forma gratuita: con una superficie de 1,6 km2, es la mayor estructura religiosa jamás construida.Te llamará la atención su arquitectura de estilo angkoriano.

Stonehenge (Reino Unido)

Stonehenge le roba toda la historia al resto al poder decir con orgullo que su origen es neolítico, es decir, de alrededor del siglo XX a. C. Todo a su alrededor es un misterio, pero se supone que era un templo de tipo religioso, monumentofunerario u observatorio astronómico, ya que no es casualidd que en el solsticio de verano el sol saliese atravesando juso el eje.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.