Ahora que si no estás en una red social no eres nadie, ahora que compartimos desde dónde estamos hasta cuánto corremos, pasando por nuestras comidas o los libros que estamos leyendo, los coches parecen vivir todavía en un mundo pre-redes sociales. Porque sí, puedes compartir dónde estás, pero ¿y si quisieras compartir lo bien -o mal- que conduces? ¿y si quisieras contarle a todo el mundo de forma automática la avería que tiene tu coche? Zubie está aquí para ayudarte.

Se trata de uno de estos gadgets cada vez más populares formados por un accesorio que se conecta al puerto OBD del coche y una app móvil. El gadget recoge información sobre todo lo que ocurre en tu vehículo (desde su estado de salud hasta cómo lo tratas al conducir) y la envía a la aplicación. Hasta aquí no se diferencia demasiado de otros productos de este tipo (como Automatic, por ejemplo), pero Zubie tiene dos particularidades principales.

En primer lugar, su forma de conexión: en vez de utilizar el Bluetooth, accesorio y app se comunican a través de la red móvil, por lo que puedes acceder a esa información aunque estés lejos de tu coche: la única condición es que haya cobertura. El gadget viene con su propio GPS y su propia conexión de datos (por eso cuesta 100 dólares al año, claro).

La otra diferencia es que Zubie pone las redes sociales y la posibilidad de compartir la información en el centro de la experiencia. Aunque los usuarios pueden guardarse esa información para sí mismos, lo más importante de Zubie es su utilidad a la hora de saber dónde están familiares o amigos (asegurándose de que no les ha pasado nada), si han salido o llegado ya a su destino; así como la posibilidad de crear grupos de usuarios con los que compartir datos para facilitar la coordinación de viajes entre amigos.

Después, por supuesto, están las redes sociales: todos los datos que llegan a la app a través de Zubie pueden ser compartidos en Facebook. Si te interesa hacerlo (o a tus amigos leerlo) ya es otra cuestión, claro.

¿Quieres hacerte con Zubie? Puedes hacerlo online desde su web. El juguetito cuesta 99,95 dólares al año. ¿Estarías dispuesto?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.