Muchas veces me pregunto cuántos libros podría haber escrito si hubiera empleado en algo productivo las horas que me he pasado navegando en Google Street View. Pero enseguida espanto la operación matemática de mi mente por miedo a desmayarme del vértigo. Street View es apasionantemente adictivo y ahora un pelín más gracias a la nueva mejora en la que viene trabajando Google: la posibilidad de viajar en el tiempo para ver cómo era un lugar hace años. Ya es posible en la versión de escritorio, según ha anunciado la compañía en su blog.

Street View permite ahora ver la evolución en el tiempo de una determinada localización y hacer un recorrido fotográfico de un lugar desde 2007, el año en que comenzaron a capturar el mundo para este idea maestra. Es una especie de timeline histórico y visual que nos permite comprobar de primera mano los efectos devastadores del tsunami en Japón, el proceso de construcción de los estadios del próximo Mundial, o comprobar el paso de las estaciones, de invierno a verano, en un viaje espectacular por las carreteras italianas.

Usar la nueva función es sencillo. Tan solo hay que pulsar el reloj situado en la parte superior izquierda para abrir una ventana que te permite deslizarte en el tiempo desde ahora hasta 2007 con tan solo navegar por las imágenes en miniatura. Pulsa en una de éstas y Street View te mostrará el aspecto de la ubicación escogida en un año concreto, aunque con distintos niveles de profundidad. Mientras que algunos lugares están documentados año a año, otros solo disponen de un par de tomas.

Desde luego, no es el Delorean de Doc Brown pero es lo más cercano al mítico ingenio que puedes encontrar para tu escritorio.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.