Si bebes, no conduzcas. Ese fue durante las últimas décadas el gran slogan de la DGT para evitar comportamientos poco responsables por parte de conductores que podrían poner en peligro a otros usuarios de la vía. En plena era de los smartphones, un nuevo slogan es necesario: si conduces, no whatsapees

Como en el caso del alcohol, el gran problema del uso del smartphone al volante es la falta de concienciación por parte de los conductores, que tienen siempre la sensación y seguridad de que “controlan”. No obstante, el uso del teléfono es una causa de distracción y accidente  cada vez más común, por lo que hace falta tomar medidas. Pero ¿cómo?

En Nueva York creen haber dado con una solución, que de momento está rodeada de polémica. Igual que si te paran en un control de alcoholemia cuando estás conduciendo estás obligado a soplar por el alcoholímetro para averiguar si has bebido, en Nueva York han propuesto una ley que permite a los guardas ver el teléfono del conductor para averiguar si lo han utilizado.

No, todavía no tienes que entrar en pánico e imaginar a los guardas de tráfico mirar todas tus fotos y reírse de ellas. La idea es un poco más sofisticada: tendrán un aparatito llamado Textalyzer (juego con el “breathalyzer”, el alcoholímetro en inglés) que conectará con con el smartphone y averiguará si ha sido usado para enviar mensajes, emails o cualquier otra cosa prohibida por la ley neoyorkina. Por supuesto, si te niegas a dejar que se analice tu teléfono, te pasará algo similar a cuando te niegas a soplar.

A pesar de que los creadores de la idea aseguran que el dispositivo no daría acceso a la policía a los contenidos de tus emails o mensajes, han sido muchos los que se han lanzado a criticar el tema como una intrusión en la privacidad de los conductores.

De todas formas, las cifras dejan claro que hay que hacer algo:  las muertes en carretera, tras descender durante años, subieron un 8% en 2015 en Estados Unidos. Y no se puede achacar el aumento a la distracción por el móvil, pero sí tiene parte de culpa. ¿Lograrán aprobar la ley? ¿Qué pasaría si algo similar llegase a España?

Foto: Antonio Esponda

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.