Conducir por el extranjero es algo que siempre crea un poco de ansiedad, al menos al principio. No estamos seguros de si las normas son las mismas, no conocemos las carreteras y, sobre todo, no conocemos las costumbres locales y cómo son los conductores del lugar. Toda esta ansiedad se puede ver multiplicada por 10 si además estamos en un país en el que se conduce por la izquierda.

¡Con lo bonito que tiene que ser conducir por esas carreteritas de la campiña inglesa, recorrer Australia en coche o lanzarte a la aventura en Japón! El inconveniente es siempre el mismo: se conduce por el otro lado y nosotros acabamos por descartar el viaje. ¿Debemos? Claro que no, adaptarse a conducir por la izquierda es posible siguiendo unas pequeñas pautas.

El consejo más importante (y más lógico) es el de la concentración: tendemos muchas veces a conducir con el piloto automático, una opción que puede ser fatal si conducimos por el otro lado. Estar alerta es siempre básico en la carretera y aquí mucho más: presta especial atención al lado izquierdo (ahora es ahí donde pasan las cosas), ten mucho cuidado en los cruces y en las rotondas (los coches vienen por el otro lado), recuerda que los adelantamientos son por la derecha…

Otra de las cosas que debes tener en cuenta, si optas por alquilar un coche allí y no ir con el tuyo, es el de que el volante está también al otro lado. Se trata de lo más práctico al final (que cambie todo de lado, no solo algunas cosas), pero en un principio hará la adaptación también algo más complicada: tenderás a acercarte al bordillo izquierdo, por lo que lo ideal es tomar la línea central de la carretera como referencia.

Además, si puedes intenta alquilar un coche con el cambio automático: no estamos acostumbrados a manejar la palanca de cambio con la mano izquierda, algo que sí puede provocar problemas (recuerda cómo al empezar a conducir se te iba el volante al cambiar de marcha).

Y, sobre todo, ¡paciencia! El cerebro humano es increíblemente flexible y en cuestión de días se acostumbrará a darle la vuelta a todo (unos cuatro días más o menos). Ten esto también en cuenta a la hora de decidir si vas a lanzarte a la aventura de conducir: si el plan es coger el coche solo un día, quizá sea mejor no hacerlo, ya que no te dará tiempo a llegar a disfrutar de la conducción. Pero si planeas un road trip de una semana o más, ¡adelante!

¿Has conducido alguna vez en alguno de estos países? ¿Cómo fue la experiencia?

 

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.