Aparcar tiene dos fases: la de aparcamiento propiamente dicho y la previa, la de buscar una plaza libre en la que estacionar el coche. Esta etapa es la que más pereza nos da a todos y la que más frustración causa: dar vueltas, ver cómo el vehículo de delante encuentra plaza, recorrer calles una y otra vez, alejarse del destino… Todo para, muchas veces, acabar recurriendo a un parking de pago.

¿Y si nos ahorráramos toda esa pérdida de tiempo y paciencia cada vez que queremos aparcar? Hay varias formas de hacerlo: recurrir directamente al parking, dejar el coche en casa o probar con una de las muchas apps que últimamente quieren hacer que aparcar deje de ser una pesadilla. Si estás en Madrid, puedes probar la recién llegada Valeet: la app que te pone en contacto con un aparcacoches.

La app, española, funciona de forma muy sencilla: el usuario no tiene más que registrarse, indicando sus datos, modelo de coche y matrícula. Después, cuando prevea un desplazamiento a alguno de los barrios de Madrid en los que funciona (de momento: Malasaña, Recoletos, Justicia y Salamanca), puede abrir la app y decir adónde se dirige. Cuando llegue, se encontrará con su aparcacoches esperando. Estos van siempre debidamente identificados y se desplazan en patinete.

Tras entregar las llaves al aparcacoches, el usuario puede ya olvidarse de todos los estreses de aparcar y dedicarse a lo que tenía pensado hacer. ¿Qué ocurrirá con su vehículo mientras? El aparcacoches lo llevará a un aparcamiento privado, donde lo mantendrá bien seguro hasta que el usuario quiera recuperarlo. Avisa en la app que lo quiere, y otro conductor le llevará vehículo hasta donde esté el usuario.

La app es gratuita, pero el servicio, evidentemente, no lo es: cobran 5 euros por hora, aunque el precio máximo del aparcamiento es de 25 euros por día. Esos cinco euros son sin duda bastante más que aparcar el coche en una zona azul o en un parking, pero desde Valeet afirman que se paga por el tiempo que el usuario se ahorra y por eliminar una preocupación de su cabeza. Tampoco debes preocuparte por la seguridad: el parking es privado y propiedad de Valeet; además, la app tiene un acuerdo con AXA, por lo que el coche está asegurado hasta un millón de euros.

En una ciudad como Madrid, en la que solo el 27% de los edificios residenciales tienen garaje y en la que se calcula que el 30% del tráfico y los atascos se debe a gente buscando dónde aparcar, cualquier idea que vaya poco a poco reduciendo el problema es bienvenida. El año que viene empezará a dar servicio también a zonas complicadas de Barcelona y posiblemente, si tiene éxito, se siga extendiendo por todo el país.

Valeet está disponible para iOS y para Android.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.