Todos nos hemos encontrado en algún momento pensando en que habría sido más práctico coger el coche que ese día decidimos dejar en casa. Pero es demasiado tarde, ya no nos da tiempo a volver a por él y nuestras opciones se reducen al transporte público o a coger un taxi, justo un día en el que ninguna de esas opciones es la más práctica. Pero ¿y si pudieras conseguir un coche para un rato en una máquina expendedora?

¿Una idea loca? Quizás, pero en China ya la han puesto en práctica y está teniendo bastante éxito. ¿Te encuentras sin coche y necesitas uno? ¿No tienes tiempo para todo el proceso de alquiler? No tienes más que ir a una de estas “estaciones”, garajes de varios pisos, pulsar unos botones indicando cuánto tiempo lo quieres y tus datos, y un vehículo eléctrico con la carga completa aparecerá ante ti. Cuando acabes tus recados, no tienes más que dirigirte a la estación más cercana y dejar el coche.

Si este sistema te recuerda a los servicios de alquiler de bicis cada vez más comunes en las ciudades (excepto por lo del garaje de varios pisos, claro), estás en lo cierto: Kandi Technologies, la empresa responsable de poner en marcha este servicio en China, se inspiró en el modelo de las bicicletas. Y parece que está teniendo bastante éxito.

Las máquinas expendedoras de coches eléctricos empezaron a funcionar el año pasado en Hangzhou (China), una ciudad de 10 millones de habitantes, cerca de Shanghai. De momento tienen solo dos estaciones, pero desde Kandi aseguran que el plan es añadir diez nuevas este año, además de lanzar el servicio en Beijing y en Shanghai.

¿Funcionaría algo así aquí? En China el sistema cuenta con la ventaja de que de sus 1.350 millones de habitantes, tan solo un 10% de la población tiene coche, algo que se espera que cambie en los próximos años. El sistema espera poder frenar un poco el boom de demanda por un coche privado que se espera que haya dentro de no mucho, además de evitar que las emisiones perjudiciales a la atmósfera se disparen al tratarse de un sistema que popularizará los vehículos eléctricos.

De momento las máquinas expendedoras de coches en China parecen tenerlo todo para triunfar: el sistema de bicicletas es muy popular (hay más de 2.700 estaciones), por lo que el proceso es conocido para los usuarios. Por otra parte, el Gobierno está invirtiendo para lograr que en 2020 haya dos millones de vehículos eléctricos por las carreteras del país, algo para lo que el sistema de Kandi puede ayudar bastante.

¿Qué te parece la idea? ¿Crees que algo así podría tener éxito aquí o que solo funcionará en lugares con unas características muy determinadas?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.