Uno de los mayores peligros a los que se enfrentan los conductores es el de la fatiga. Aunque todos nos sabemos de memoria los trucos y consejos para evitarla, muchas veces hace aparición igualmente. Y, lo más grave, no siempre somos conscientes de que está ahí o nos cuesta darnos cuenta de lo cansados que estamos.

Esta falta de conciencia de nuestro cansancio y, quizá, una excesiva confianza en nuestra propia capacidad como conductores para mantenernos despiertos es precisamente lo que nos pone en situaciones peligrosas que sería sencillo evitar parando un rato a echar una cabezadita. Menos mal que la tecnología está aquí para ayudarnos.

Hemos hablado ya en otras ocasiones de productos que sirven para detectar esa fatiga: desde cinturones de seguridad inteligentes hasta cámaras y sensores que detectan la inclinación de la cabeza del conductor. Hoy hablamos de una nueva idea: un volante inteligente, desarrollado por la firma alemana de ingeniería Hoffman and Krippner, en cooperación con Guttersberg Consulting.

Lo de volante inteligente quizá sea una exageración: cualquier volante vale, lo que añaden los ingenieros es una especie de funda con sensores que monitoriza el agarre del conductor. Teniendo en cuenta que cuando conducimos y estamos bien despiertos lo normal es aplicar cierta presión al volante al sujetarlo o mover las manos por él, es sencillo darnos cuenta de qué pasará si nos estamos quedando dormidos: esa presión se afloja y las manos se mueven menos.

Esta capa sensible, llamada Sensofoil, se colocaría en la parte interior del volante, bajo la cubierta de cuero u otro material del fabricante. Cuando se ejerce presión sobre esa cubierta, esta toca el Sensofoil, haciendo que se cree un pequeño circuito eléctrico. Un microprocesador monitoriza la intensidad, frecuencia y localización de esos pequeños circuitos y aprende así cuál es el modo normal de conducir del usuario en cuestión. Si este patrón cambia mucho, el vehículo alertará al conductor para que se despierte y pare.

La tecnología, que incluye también algunos puntos de presión especiales cpara controlar cosas como el teléfono o la música, es resistente al sudor y a temperaturas altas, y funciona incluso usando guantes.

¿Cuándo veremos algo así en nuestros volantes? Todavía hay que esperar: los responsables dicen que su llegada al mercado está todavía «a años de distancia». La idea, eso sí, es buena y promete hacer que conducir sea todavía más seguro.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.