Queridos lectores, espero que hayáis regresado todos, sanos, salvos y con ganas de afrontar un nuevo curso. Y los que no hayáis experimentado en vuestras carnes todavía la vuelta al cole, que estéis disfrutando, a tope y con la sexta marcha puesta, de los últimos, pero matones, coletazos veraniegos. Yo os propongo, ahora que están tan de moda las imágenes 3D, una serie de imágenes DS que me parecen mucho más interesantes y además no tienen la incomodidad de requerir gafas de forma y con colores poco favorecedores. Fruto del amor -eso siempre- y de un verano agitado y feliz, esta recopilación de fotografías os demuestra que Citroën está en nuestras vidas y que su línea DS rueda fuerte. Eso sí, con eso de la personalización, juro que, aparte de que jamás volveré a pasar hambre como lo demuestra mi aumento de volumen en la zona muslar, no he visto un solo Citroën DS igual a otro y eso, ¿qué queréis que os diga? ¡Me encanta! Que comience el espectáculo pero antes os ofrezco, cortesía de la casa, un aperitivo retro de Citroën. ¡Todo un lujo!

Un Citroën antiguo color marfil. Una auténtica belleza de la que sólo puedo daros estas pistas.

Aparte de esta preciosidad,  un simpático y encantador Citroën 2CV Sahara se coló en mi motorizado verano.  Os dejo unas breves referencias:  tan solo 798 unidades fabricadas para recorrer el desierto, dos motores de 14cv cada uno con la peculiaridad de que cada eje es accionado por un motor, tracción a las cuatro ruedas y el detalle aventurero de la de repuesto en el capó.  Pertenece a una colección privada, fue fabricado en 1962 y ha sido coprotagonista de la revista Coches Clásicos en su número de septiembre.

Aquí las dos monadas. Me refiero a los dos motores y a los dos chevrones de Citroën en su versión más indie. Mi modelín es repe. Las novedades: Bolso de Pucci y collar de flores de Isidoro Hernández.

(Y  hablando de desierto, un breve apunte: ¿Conocéis ya el nuevo Citroën Cactus? ¡Sin pinchos, afable y bonito!)

En esta colección de coches cada ejemplar tenía su réplica a escala. No me digáis que no es una chulada. Perdón, que “son” una chulada. Ejem.

Los interiores totalmente vintage.

Como os decía, la cosa tiene chevrones y particularmente, me temo que ya no puedo desconectarme de ellos. Los DS por aquí y por allá, pero en su justa dosis, han hecho que me haya estado acordando de vosotros durante todas mis vacaciones. En el mejor de los sentidos, por supuesto.  Si fuera en el malo, ya sabéis que son las madres las que suelen cargar con el mochuelo de manera bastante injusta, todo sea dicho.

Para mi tranquilidad he de deciros que también Citroën os conectará a vosotros a través de su Electro Shot. No os asustéis. Efectivamente, es una terapia pero  en forma de DS3. Una serie especial para los que quieren un aire más deportivo y atrevido con colores energizantes como el amarillo Pegaso o el rojo Edén.  Por cierto, creo que es un hombre el que pone los nombres a los colores de Citroën. Nosotras nos decantaríamos por denominarlo amarillo “Limoncello di Capri” o rojo “Robe Rouge de Valentino”. Y me acaban de soplar que ya nos hemos inventado  el “blanco tecla de piano”. ¡Me he quedado color “piedra de río al borde de la orilla”! Está claro que los tacones nos dan una perspectiva distinta del mundo.

En fin, volvamos al tema “¿Dónde está Wally?”, versión Citroën DS,  después de este breve inciso.

Recién aterrizada en el aeropuerto de destino, pensé que Citroën había puesto a mi disposición este elegante DS5 para moverme en mis vacaciones. Y puede ser pero olvidaron entregarme las llaves. Mecachis…

Fuera a donde fuera -y más fuera que dentro a pesar de que esta última imagen procede de un parking aeroportuario-, allí había un Citroën DS. A ellos también les gusta el sol, la playa, divertirse en la ciudad, durante el día y por la noche y, ¡cómo no!, sufren los atascos. No son humanos pero su tecnología hace que lo parezcan.  Rectifico. Su tecnología hace que parezcan sobrehumanos.

Aquí un DS3 aparcado tomando el sol del mes de julio, en color azul y con el techo negro. Esperemos que no haya derretido nada el reflejo del sol en su parabrisas. Véase noticia sobre el edificio Walkie Talkie que atacó a un Jaguar. Seguro que con un Citroën DS no se habría atrevido.

Esta versión negra y resplandeciente de un DS3, con llantas ad hoc, en pleno paseo marítimo, llamaba la atención. Aire súper deportivo y molón.

Un gusto verlo, encerado y brillante, aparcado con tanto estilo, con la ruedica apuntando al Oeste.

Un díscolo DS5 disfrutando de la nuit. ¡Oh la lá!

Otro bólido, un DS5 más. Ahora en la playa, en gris metalizado y con llantas a juego. Se nota que los que poseéis un DS tenéis buen gusto, ¡sí señor! Disculpad mi aire chulesco que me ha costado más de un disgusto. Camiseta de Hip Tee, shorts de See by Chloè y sandalias Tod’s y mucha, mucha arena.

En el atasco del verano. Color gris marengo con el techo color burdeos, el DS3 espera la descongestión pacientemente y sin apenas consumir.

Y como os podéis imaginar, el avistamiento DS fue más amplio pero una no va con la cámara colgada al cuello -aunque debería- y también es cierto que hay situaciones en las que no se deben soltar las manos, verbigracia conduciendo. Ya que meto el tema, os comunico que creo que estoy trabajando en la DGT o al menos estoy pagando algún sueldo en esa sacrosanta institución o, quizás, me han hecho socia y no me he enterado. Últimamente, me paso todo el día haciéndoles ingresos  a través de la web.  En fin.

Para terminar una de las imágenes más entrañables de mi particular temporada estival que también contribuyó a que la conexión con vosotros no se interrumpiera ni un segundo.

Concesionario de Citroën del pequeño pueblecito donde paso el verano. Citroën y el don de la ubicuidad.

Y cerramos este álbum de verano para adentrarnos próximamente en el otoño, mi estación favorita por encima incluso de las estaciones de servicio con precios bajos.  Ahora  mismo ignoro qué os contaré en la próxima pero ésa es parte de la gracia. Sorprenderos y sorprenderme yo también.

¡Feliz regreso a la realidad! (Irónico, esto es muy duro, os lo aseguro).

¡¡Besos  y revoluciones!!

Sylvie Tartán.

Comentarios

Lucía Blanco -

Enhorabuena por el reportaje Miss Tartán!

Nauj Sozap-Ladiv -

Bueno, bueno, bueno, ya tenemos de vuelta a nuestra musa de la carburación (ya sé que los coches ahora son de inyección, pero no quedaba bien…). El que seguramente carbura todavía perfectamente es ese espectacular 2CV Sáhara, ¡qué hermosura! Gracias por mostrarnos todos esos modelazos (sigo hablando de los coches), pasados y pretéritos, y si, estoy de acuerdo contigo con la errática elección de los colores de los nuevos modelos: ¡Pegaso era blanco!
Enhorabuena como siempre Sylvie, es un placer leerte.

Pepe Ronni -

A ver cuando coincidimos jejeje

Yolanda -

¡Me ha encantado el post! Especialmente las imágenes retro. Sylvie estás guapisima con el mono azul, el Bolso de Pucci y el collar de flores ¡Muy buena vuelta de vacaciones, feliz otoño!

Sylvie Tartán -

Me encanta lo de “musa de la carburación”, ¡ja, ja!
Quizás lo de Pegaso venga en alusión, no al caballo alado, sino a algo posterior. ¡Lo ignoro! Pero si un submarino pudo ser amarillo gracias a The Beatles, ¿por qué no un caballo?
¡Besos y mil gracias!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.