La gente de las empresas de Internet a veces tiene ideas locas y a veces además las patentan. Pero como «patentar ideas» no es algo que esté permitido por ninguna legislación, lo más cercano es patentar una fórmula de negocio o un algoritmo/método para conseguir un objetivo – un área en la que se han englobado muchísimas de las patentes del mundo de la informática e Internet en las últimas décadas. En esta historia la empresa es Google, el objetivo es hacer que sitios como tiendas, restaurantes u hoteles puedan «atraer» a nuevos clientes y la patente trata sobre una nueva e ingeniosa fórmula publicitaria.

La patente en cuestión se titula Transportation-aware physical advertising conversions («Conversiones publicitarias físicas mediante medios de transporte») y fue presentada hace ahora unos tres años, que es lo que han tardado en concedérsela. (Que luego esa patente sea válida o no es otra historia, porque pueden surgir otras empresas que digan que ya habían publicado o patentado antes un sistema similar.) Traducido al idioma de los consumidores sería algo así como «Te ofrecemos transporte gratis si aceptas ver publicidad en función del lugar en que te encuentres».

La patente es muy general e incluye varias fórmulas en todo tipo de escenarios, pero básicamente consiste en un método para calcular cuál es el coste de transportar a la gente desde donde está hasta los lugares físicos en los que se encuentran los negocios – en tiempo real. Esto se hace conociendo la ubicación de los clientes (gracias al GPS incluido en los terminales de los teléfonos inteligentes) y las direcciones en el callejero de tiendas, restaurantes, cines, hoteles y otros negocios. Una vez calculado cuál es ese coste se comprueba si los negocios estarían dispuestos a asumir lo que valdría transportar a esa persona hasta su ubicación y en caso de que así fuera se le lanzaría una oferta publicitaria personalizada. En la práctica sería algo así como: «Te llevamos del aeropuerto al hotel XYZ gratis si pasas un fin de semana con nosotros», «Te pagamos el taxi para ir al centro si vienes a comer con otros tres amigos a nuestro restaurante» o incluso «Aquí tienes tu billete de metro gratis si quieres ver una película en nuestro cine».

Localización de Mapas Google

En todos los casos Google incluye diversos medios de transporte, desde taxis a transportes públicos e incluso mencionan de pasada sus “coches Google” autónomos sin conductor. En el otro extremo –los lugares a los que pueden querer ir los clientes– hacen lo mismo con todo tipo de negocios y tiendas y con las ofertas publicitarias. Al final se crea una amplia oferta publicitaria, que va desde el mero transporte a descuentos personalizados. ¿Qué restaurante no pagaría unos pocos euros por atraer a una mesa de 8 o 10 comensales? ¿O una tienda de juguetes por recibir a unos padres que preparan la Navidad?

Las combinaciones son tantas como se puedan imaginar. Una de las más interesantes es que la gente puede marcar en sus mapas algo así como “Quiero ir a este sitio esta tarde” y si hay una o varias tiendas en las cercanías que consideran que es rentable costeárselo para “convertirlo” en una venta, podría recibir un taxi en su puerta sin ningún compromiso.

Google va un paso más allá y plantea que la fórmula puede servir tanto a nivel personal como para grupos: accediendo a la información de varias personas con el mismo perfil o interesadas en ir a los mismos sitios el sistema no tendría problema para organizar –en tiempo real– un autobús para decenas de personas, taxis o vehículos especiales de gran tamaño para llevar a grupos pequeños. Siempre que compense y ambas partes estén de acuerdo, Google considera que todo el mundo sale ganando: las tiendas porque atraerán más clientes, la gente porque podrá ir a los sitios de forma más barata y cómoda y el propio Google porque se quedará –es de suponer– con su porcentaje publicitario habitual.

{Foto: A Few Taxis in New York (CC) Kevin Millican @ Flickr}

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.