Hasta no hace tanto tiempo, automóviles de cualquier clase y condición sólo permitían escoger dos únicas opciones de transmisión: cambio manual o cambio automático por convertidor de par. Las diferencias entre uno y otro sistema eran abismales, brindando características completamente opuestas en funcionamiento y posibilidades. Así, encontrar la elección perfecta resultaba harto difícil.

Los avances de la industria del automóvil han permitido evolucionar este aspecto de la técnica hasta conseguir brindar al usuario la posibilidad de optar por un cambio capaz de ofrecer lo mejor del cambio manual, brindando igualmente disfrutar de lo mejor de un cambio automático. Bajo esta premisa nació el cambio manual pilotado, una apuesta por la sencillez técnica y el confort de marcha.

Lo mejor de dos mundos al alcance de un botón

La concepción del cambio manual pilotado fue posible gracias a los avances cosechados en el mundo de la electrónica aplicada al automóvil. A nivel técnico, estos cambios manuales pilotados en poco se diferencian de un cambio manual convencional, de hecho comparten numerosos elementos de construcción y diseño. La principal diferencia reside en el gobierno del selector de relaciones y el accionamiento del embrague, sendas tareas que ahora son responsabilidad del conjunto electrónico a través de actuadores eléctricos o electrohidráulicos.

Pese a la gran aceptación del cambio manual convencional en el mercado europeo, son muchos los usuarios que defienden el confort de marcha de un cambio automático para el tráfico urbano. Su confort y sencillez de uso brindan importantes cualidades en estos escenarios repletos de paradas y arranques continuos. El gran inconveniente de estos cambios automáticos era su complejidad técnica que finalmente repercutía en el bolsillo del usuario a través de altos costes de reparación, además de brindar un mayor consumo de combustible de las mecánicas por culpa del diseño del que hace gala el convertidor de par.

Queda claro entonces que el esquema de funcionamiento de el cambio manual con selector en “H” resulta la opción más práctica y sencilla en mantenimiento, reparaciones y consumos. Sin embargo el confort en ciudad es otro cantar, motivo por el cual era necesario encontrar algún sistema capaz de gobernar embrague y selector de forma transparente al conductor, permitiendo a éste escoger cuando circular en modo manual o automático.

Cambio manual pilotado: confort automático, control manual

Como apuntamos en un principio, el cambio manual pilotado fue posible a través de los avances de la electrónica en la industria del automóvil. El principal factor que debía mostrar un cambio manual pilotado no era otro que un tiempo de respuesta muy reducido en la realización de los cambios. Así, los primeros cambios CMP6 brindaban un tiempo de transición entre relaciones de 500 milisegundos, encontrando que la nueva generación ETG6 se conforma con 300 milisegundos.

El conductor puede escoger cuándo circular en modo automático o modo manual. Pulsar el botón “D” relega toda la responsabilidad de la transición entre relaciones al software de control, mientras que si seleccionamos el modo de funcionamiento “M”, serán las levas tras el volante las que necesitarán de nuestras manos para llevar a cabo los cambios entre las diferentes relaciones de transmisión.

No hay que olvidar que la transmisión manual pilotada nace como un punto de equilibrio entre el cambio manual y el cambio automático, un correcto punto de equilibrio que no se olvida de tener muy en cuenta la simplicidad técnica en el diseño para no disparar los costes de mantenimiento y reparación a diferencia de otras soluciones.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.