En las recientes ferias se han visto algunos avances que dejan entrever algunas de las tendencias tecnológicas para 2015, incluyendo las que más directa aplicación pueden tener en el mundo automovilístico. Muchas de ellas provienen del mundo de Internet, de los gadgets e incluso de problemáticas y situaciones tan antiguas como aparcar el coche. El caso es que nos permiten entender mejor qué veremos en 2015 para que nuestros coches nos parezcan un poquito más «del futuro» que ahora.

Procesadores especializados. Uno de los grandes fabricantes de microprocesadores, Nvidia, anunció recientemente un chip móvil llamado Tegra X1 que está pensado especialmente para la tecnología del mundo del motor. Con 256 cores y una CPU de 64 bits su diseño permite a los fabricantes controlar diversos dispositivos y funciones del coche a la vez: pantallas, cámaras en los espejos retrovisores, sistemas de navegación y otros. Por potencia de cálculo que no quede.

Coches conectados con 4G. Cada vez son más los automóviles que se convierten en «puntos Wi-Fi rodantes»: el vehículo se conecta a Internet y a partir de ahí una pequeña red wifi local ofrece conectividad para que sus ocupantes utilicen cualquier aplicación que se necesite navegar o conectarse: desde consultar el correo o Facebook a ver una película de vídeo en streaming. La tecnología está lista y la tendencia es que este tipo de conexiones sean 4G de alta velocidad, lo que permitirá que todas las funciones del coche funcionen más rápido y mejor, desde las rutas y avisos de tráfico a los juegos para los pasajeros.

Más gadgets y más avanzados. Fabricantes de gran reconocimiento como Parrot están lanzando cada vez más y más sistemas específicos para automóviles que van mucho más allá del tradicional teléfono manos libres. Uno de sus últimos aparatos, el RNb6, es un panel Android de 7 pulgadas que incluye todos los sistemas de navegación, mantenimiento y entretenimiento habituales. Pero también lleva hardware adicional: una dashcam o cámara de salpicadero, que graba en vídeo todo lo que sucede en el exterior del vehículo –interesante para seguridad y en caso de accidentes que requieran saber «qué pasó realmente». Los rusos han sido pioneros en esto –debido a sus peculiares leyes al respecto– pero cada vez está llegando a más países como una forma de acelerar papeleos y juicios.

Control por gestos. ¡Que nadie se preocupe! Aunque seguiremos utilizando los mismos volantes que hasta ahora existe otro tipo de controles en los salpicaderos del coche que bien pueden beneficiarse del control por gestos. Los sistemas secundarios y de entretenimiento con decenas de botones para elegir una emisora de radio, regular el aire acondicionado o saltar canciones puede que empiecen a ser cosa del pasado y que tan solo haga falta un grácil gesto con la mano para utilizarlos.

Coches + wereables. La última moda tecnológica son los «gadgets para llevar puestos», ya sea en forma de relojes, pulseras y similares. Dado que en estos dispositivos funcionan aplicaciones como las de los smartphones ya empiezan a verse versiones de las apps de gestión de vehículos que también lo hacen en estos relojes: para ofrecer datos a distancia, manejar ciertos controles o programar el sistema de rutas, entre otros.

Tecnología para aparcar. Curiosamente, los avances en aparcamiento no van tanto en la dirección de los «coches que aparcan solos» (algo ya superado) como en el eterno problema que asola nuestras ciudades y el espíritu de los conductores desde hace décadas: cómo encontrar aparcamiento. La solución: apps que utilizan tecnología conectada a los aparcamientos privados, públicos e incluso redes sociales con el fin último que todo conductor desea: encontrar una plaza en la que aparcar.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.