Los fabricantes de neumáticos aportan mucho al mundo de la conducción, en este caso en forma de una tecnología «inteligente» que ha venido desarrollándose en varias etapas y que ya está en fase de comercialización.

La hora de ruta que ha recorrido el fabricante de neumáticos Bridgestone para llegar hasta estos neumáticos se ha plasmado en un concepto llamado CAIS (de Contact Area Information Sensing = Sensores de Información del Área de Contacto). Básicamente consiste en unos pequeños sensores con chips que van instalados en el interior de los neumáticos y que captan información sobre la adherencia, la carga, el desplazamiento y otros detalles.

La primera idea, que se denominó CAIS 1, tiene ya unos cinco años y obtiene información sobre el estado de la banda de rodadura y su desgaste. Comparando los valores durante la conducción normal con los de momentos futuros pueden detectarse diferencias de unos neumáticos a otros y calcular su desgaste y vida útil. En definitiva se trata de una monitorización en tiempo real de las condiciones del neumático.

A partir de la siguiente fase CAIS 2 –que es el que ahora se ha comenzado a comercializar– se amplió la idea, de modo que los mismos sensores se utilizan también para detectar el estado de las carreteras: aquí lo importante es el análisis de las fuerzas que están en juego: aceleraciones, carga y demás. Gracias a la información recopilada se clasifican en siete tipos distintos las carreteras por las que se circula: mojado, hielo, asfalto, tierra… Esta información se puede enviar directamente al ordenador de abordo para que ajuste la potencia del motor, dirección, frenado, etcétera.

En el futuro se llegará a ver la siguiente fase, el CAIS 3: un sistema que detecta tanto el estado de los neumáticos como las condiciones de la carretera; esto permitirá tanto optimizar la aceleración para desgastarlos menos como mejorar la seguridad a la hora de saber cuándo se deben cambiar los neumáticos o en qué condiciones externas se van a utilizar.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.