Todos hemos oído la historia de algún conocido o conocido de conocido que un día, haciendo un trámite que nada tenía que ver, se encontró con la sorpresa: una deuda acumulada de varios miles de euros por multas que le pusieron… y de las que nunca se enteró. ¿De verdad es posible que ocurra esto? ¿Cómo estar seguros de que no tenemos ninguna cuenta pendiente con la DGT?

Lo más fácil para salir de la duda ahora mismo -porque sí, ahora de pronto tienes esa duda y te han entrado sudores fríos -es ir a la página de la Dirección General de Tráfico y, en su sede electrónica, acceder al TESTRA. Aquí solo tienes que introducir tu DNI, la matrícula de tu coche o tus apellidos y tendrás la respuesta inmediata. Si no hay resultados, es que no hay ninguna multa.

Si tienes la mala suerte de descubrir una multa, fíjate antes de entrar en pánico en el aparado “Estado”. Si pone “vigente”, es que todavía no han pasado 20 días desde la notificación, así que aún tendrás la bonificación del 50% si la pagas antes de ese plazo. Puedes hacer el pago en el momento a través de la web, así que mejor no esperar.

Si quieres asegurarte de que nunca te va a pasar lo de no enterarte de las multas, haz lo siguiente: en primer lugar, acuérdate de notificar a la DGT cualquier cambio de domicilio. Además, puedes darte de alta en el servicio de Dirección Electrónica Vial (DEV), que te enviará avisos por mail o por SMS de forma gratuita cada vez que recibas cualquir notificación de tráfico. Para usarlo necesitarás certificado digital o lector de DNI electrónico.

Ten en cuenta que estar disponible para recibir las notificaciones es importante: si no estás dado de alta en el DEV y la DGT intenta entregar el aviso de la sanción en tu domicilio dos veces sin que haya nadie (sí lo entregarán a quien abra la puerta, aunque no sea el interesado -y dan por hecho que te avisará), procederá a publicar la multa en el TESTRA y empezarán a contarse esos 20 días en los que pagar o recurrir.

En realidad no hay ya mucha excusa para no enterarse de las multas, pero mejor visitar la página de la DGT de vez en cuando por si acaso. Más vale prevenir…

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.