Desde el pasado mes de noviembre todos los neumáticos que se comercialicen en Europa tendrán que estar debidamente identificados por una etiqueta en la que aparezca una cuantificación de sus cualidades. Se trata del Etiquetado de Neumáticos homologado por la Unión Europea, un método que si bien no es infalible, sí resulta efectivo para comparar entre diferentes modelos y marcas de neumáticos en torno a tres parámetros esenciales: consumo de carburante, seguridad y ruido ambiental.

Esta aproximación pretende ayudar al comprador a la hora de escoger un neumático u otro gracias al análisis objetivo realizado por los organismos de homologación y su reflejo en los pictogramas que se aprecian en el etiquetado.

¿Cómo leo la etiqueta de un neumático?

En primer lugar tenemos tres espacios bien delimitados por su correspondiente recuadro azul, el pictograma del parámetro comparable y su calificación. El consumo y la seguridad se miden con las letras del abecedario de la A a la G, siguiendo una escala similar a la empleada por el etiquetado de eficiencia energética de automóviles o electrodomésticos y de forma que esta sea clara y visual para el comprador. La mejor calificación siempre será la A.

El ruido ambiental, por contra, se mide en decibelios. Cuanto menor sea el número de decibelios, menor será la sonoridad de rodadura del neumático.

  • El consumo de carburante se estima según el coeficiente de rodadura del neumático. Es decir, un neumático que ejerza mayor resistencia a la rodadura según las pruebas realizadas en un banco de rodillos, conllevará un consumo de combustible del automóvil mayor que otro cuya resistencia a la rodadura sea menor. La diferencia entre un neumático de clase B y otro de clase G podría estar en torno a los 0,5 litros/100 kilómetros.
    También es importante saber que la resistencia de rodadura no es (en todos los casos) inversamente proporcional a la distancia de frenado. Es decir, que un neumático con mayor coeficiente de rodadura no siempre será mejor en frenada.
  • Precisamente la clasificación de seguridad determina exactamente la distancia de frenado de un neumático sobre asfalto mojado según los tests de homologación oficiales. Se podría haber realizado otra estimación de seguridad, como frenada en seco o adherencia lateral en curva, pero al final se llegó a la conclusión de que uno de los aspectos que más preocupa al conductor es la capacidad de frenado sobre mojado.
  • Por último tenemos el ruido ambiental, un parámetro que se mide en decibelios para determinar la sonoridad del neumático en su contacto sobre el asfalto. Este último está íntimamente ligado a la rodadura del neumático y al propio diseño de la banda de rodadura. A la hora de comparar es importante tener en cuenta que dado el carácter logarítmico de la métrica del ruido, 3 decibelios más pueden significar el doble de ruido.

Evidentemente y tal y como ya mencionábamos al principio, el Etiquetado de Neumáticos no es infalible, pero sí una buena aproximación. El comprador final valora muchos aspectos, parámetros y factores, que no aparecen en este etiquetado. El conductor aprecia la duración de un neumático, su estabilidad en curva o la fiabilidad de este frente a pinchazos o reventones.

Es por eso que la información de terceros, como por ejemplo prensa especializada y organismos privados dedicados a la analítica y comparación de neumáticos, se convierten en una fuente aún más valiosa, si cabe, de información para el comprador.

Comentarios

manuel jose -

cuando sale en vigor el etiquetado.

saludos

admin -

Ya está en vigor el reglamento de etiquetado de neumáticos desde el pasado 1 de noviembre de 2012 una vez aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa.

Etiquetado neumáticos -

Estoy de acuerdo contigo, el etiquetado de neumáticos no es lo suficientemente completo. No obstante, es una buena solución para sensibilizar al consumidor de la importancia de elegir bien los neumáticos.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.