No hay nada más molesto que un parabrisas sucio, y si además de estar sucio comienza a llover, la pasta de “lodo” que se puede formar es épica. Tanto que la visibilidad seguro que se ve comprometida hasta un punto que muchos no se imaginan: las refracciones de la luz sobre la suciedad y las gotas de agua hacen que conducir de noche sea un infierno.

Para mejorar la visibilidad con agua existen los llamados repelentes de agua, o ceras, que nos permiten disponer de un parabrisas tan “pulido y liso”, que el agua no se puede quedar quieta cuando circulamos por carretera o autovía. En ocasiones incluso llegan a hacer innecesario el uso del limpiaparabrisas, así que llegado a este punto nos planteamos, ¿son efectivos realmente estos repelentes de agua?

Cera para el parabrisas que sella los poros del vidrio

Proporcionar impermeabilidad a los parabrisas es interesante y para ello nos podemos encontrar muchos productos, pero todos, o al menos los considerados “buenos”, hacen lo mismo: sellan los poros microscópicos del vidrio de forma que consiguen que se convierta en una superficie lisa y resbaladiza, tanto que las gotas de agua no pueden permanecer adheridas al parabrisas y resbalan fuera de nuestro campo de visión.

Existen en el mercado gran cantidad de productos para mejorar la visibilidad y este tipo de resinas acrílicas que tapan los poros del vidrio, más conocidas como “repelentes de agua”, son un buen invento. Existen en diversos formatos, desde el que se aplica con un trapo adecuado hasta el que se aplica con un pulverizador. Se pueden aplicar a mano, en casa, o bien llevar al coche hasta un local especializado en el que le administrarán el tratamiento.

Sea como sea, tenemos que responder a la pregunta inicial, y decimos que sí, que estos repelentes de agua son efectivos, pero que hay que tener en cuenta una serie de factores. El primero es que si no alcanzamos una cierta velocidad mínima, la repulsión del agua no será como esperamos. Para que el agua salga rápidamente de nuestro campo de visión debemos circular de manera que las propias gotas de agua se vean empujadas hacia fuera.

Algunos productos funcionan bien a partir de 80 o 90 km/h, por decir una velocidad de referencia, pero otros lo harán algo después (a más velocidad). Depende mucho de la lluvia, de la velocidad, de si hace viento o no. Con respecto a utilizar las escobillas, por supuesto, se pueden y deben utilizar cuando circulamos en ciudad, y aunque hay quien habla de ruidos molestos al deslizarse las escobillas, no suele ser lo habitual.

Antes de anda, hay que aclarar que no se puede aplicar un producto de este tipo si el cristal no está limpio (o lo siguiente), porque si no lo que conseguiremos es una capa de suciedad firmemente asentada en nuestro parabrisas y una capa de porquería a la que el agua no va a llegar. Así que lo primero es limpiar bien el cristal, y de paso, lavar el coche.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.