Aunque fue disuelta hace más de seis siglos, la Orden del Temple sigue creando fascinación a todo el que se acerca a su historia. Monjes soldados, los caballeros templarios no solo lucharon en las Cruzadas, sino que también innovaron con técnicas financieras (sentaron las bases para lo que son los bancos de hoy) y llenaron la mitad Este de la península de castillos y fortificaciones.

Estos son una excusa fantástica para hacer turismo: muchos de ellos son ahora centros de interpretación para entender  mejor quiénes fueron y por qué eran tan importantes; y es posible trazar una ruta desde Huesca hasta la Comunidad Valenciana para visitar algunos de los más importantes. Esta es la ruta que proponen desde Spain.info, el portal oficial de turismo de España.

  1. Monzón (Huesca).

    En esta pequeña localidad de Huesca iniciamos el camino ascendiendo a la colina coronada por un castillo (de origen árabe, pero reconstruido por el Temple en el siglo XII). En el interior del recinto amurallado puedes visitar la torre del homenaje, la sala capitular-refectorio, el templo, la Torre de Jaime I (pasó aquí su infancia) y los dormitorios, todos de estilo románico cisterciense. No te pierdas tampoco la iglesia colegial de Santa María del Romeral, románica pero con añadidos de épocas posteriores.

  2. Lleida

    A 51 kilómetros de Monzón está Lleida, donde la Orden del Temple construyó el Castillo de Gardeny. De este todavía se pueden ver hoy parte de las murallas, la iglesia conventual de Santa María y una torre-habitación de dos plantas. Un centro de interpretación cuenta la historia de la Casa Templaria de Gardeny y permite descubrir cómo era y cómo se vivía allí.

  3. Miravet (Tarragona)

    El castillo de Miravet es del siglo IX y de origen árabe, pero se convirtió en propiedad templaria en los siglo XII y XIII. En una colina desde la que se ve el Ebro, tiene doble recinto amurallado, patio de armas, salón, y una iglesia románica. Una de las torres es llamada Torre de la Sangre porque se dice que allí fueron ajusticiados los seis caballeros templarios que no se quisieron rendir en 1308.

  4. Tortosa (Tarragona)

    El antiguo castillo templario de Tortosa está en el centro de la parte vieja de la ciudad, sobre un promontorio. Es también de origen árabe (siglo X) y se conservan las murallas y algunas dependencias góticas. Aunque sufrió muchas modificaciones a lo largo de los siglos, se conservan de la construcción original la nave del Polvorín, el patio de armas, y unas cuantas galerías subterráneas.

  5. Peñíscola (Castellón)

    penhiscola
    Es la última parada del viaje. La localidad de Peñíscola está dominada por el castillo templario, construido entre 1294 y 1307, ya hacia el final de la época de la Orden del Temple. Se erigió sobre una fortaleza árabe y fue residencia del Papa Luna en el siglo XV.

Foto destacada: Elentir
M
ás información: Domustempli

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.