El correcto mantenimiento del coche comienza por seguir con el plan de revisiones periódicas del fabricante. Ese plan suele basarse en el kilometraje o al menos una vez al año, independientemente del kilometraje. El total de kilómetros totales recorridos por el coche determina qué elementos deben revisarse o cambiarse.

El mantenimiento del fabricante incluye desde los cambios de fluidos y filtros hasta el engrase de las bisagras de las puertas cada cierto tiempo, entre otras cosas.

Sin embargo, entre revisiones pueden surgir imprevistos, motivo por el cual es conveniente estar atento y observar el comportamiento del coche y algunos aspectos como los descritos en el gráfico 7 Signs your car is in need of a check-up, de la aseguradora Allstate. incluyendo:

1. Cuando el pedal del freno se hunde en exceso, o cuando al pisarlo vibra o chirría, normalmente se debe a problemas con el líquido de frenos —caso de una pérdida o aire en el circuito. Los chirridos suelen ser debido a un gasto en las pastillas de freno o en el disco.

2. Sale humo del tubo de escape, o sale más humo y es más visible de lo habitual. Si el humo es azulado o negro puede deberse a un problema con el aceite, un filtro de aire sucio o un inyector defectuoso, entre otras posibilidades.

3. Cuando el coche se va hacia un lado al frenar puede deberse a un desgaste irregular de las pastillas de freno o del neumático, un problema con el líquido de frenos o con el reparto de la frenada o que los neumáticos están desalineados o mal inflados.

4. Los problemas de aceleración puede deberse a que el filtro del aire está sucio —algo que puede suceder entre revisiones si se circula por ambientes polvorientos—, un problema con la inyección, caso de suciedad en los inyectores, o a que el embrague que empieza a patinar, caso de un coche con cambio manual.

5. El desgaste irregular de los neumáticos suele deberse a una inflado incorrecto, pero también puede deberse a que las ruedas están desequilibradas o a un desgaste en la suspensión

6. Si el coche marca su territorio con algún tipo de fluido que no sea agua —la cual procede del aire acondicionado— puede deberse a que existe una fuga de refrigerante, combustible o aceite.

7. Finalmente, cualquier tipo de ruido extraño e inusual, como crujidos en la dirección o al pasar un bache, ruidos en la transmisión o al rodar, aparte de los chirridos en los frenos, también deberá ser revisado.

Aparte, también habrá que acudir al taller cuando se ilumine algún símbolo luminoso en el salpicadero, especialmente cuando son de color rojo.

Fotografía: Ryan Hafey / Unsplash.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.