Uno de los dispositivos electrónicos de los que más se está hablando en los últimos meses son las Google Glass, esas gafas de realidad aumentada en las que trabaja Google y que poco a poco empiezan a ser cada vez más reales. Y con sus primeros usuarios (trabajadores de Google que las están probando) han empezado los primeros problemas. Las Google Glass ya han sido prohibidas en un bar de Seattle, por ejemplo, para proteger la privacidad de los clientes (cualquiera podría estar grabando y compartiendo sin que nadie se dé cuenta) y ahora empieza el debate en el mundo de la conducción: Google Glass al volante, ¿sí o no?

El encargado de iniciar el debate ha sido un senador del Estado de Virginia Occidental, que ha pedido que se prohiba conducir con las gafas de Google puestas, incluyéndolas en la legislación que prohibe el uso de teléfonos móviles al volante. La razón es la misma: las gafas son una fuente de distracción y, si bien se pueden utilizar a modo de GPS, también se pueden usar para enviar SMS o emails, algo prohibido en muchos países.

Desde Google no han tardado en responder, dándole la razón al senador a medias. “Estamos poniendo todo nuestro esfuerzo en el diseño de las Google Glass porque las nuevas tecnologías siempre plantean nuevas cuestiones. Hay un enorme potencial para mejorar la seguridad en nuestras carreteras y reducir los accidentes. Como siempre, los comentarios son bienvenidos”, han asegurado desde la compañía.

Es decir, entienden las reticencias que se puedan tener a utilizar las gafas mientras se conduce, pero no descartan un futuro en el que Google Glasses y conductores convivan pacíficamente. Desde el punto de vista de Google, tan solo hay que ir mejorando la tecnología y adaptándola a cada uno de los retos que se abren: quizá las gafas tal y como están ahora no sean seguras, pero su potencial es “enorme” para “mejorar la seguridad” en las carreteras. Según Google, conduciremos con sus gafas en unos años.

La polémica está servida: está claro que Google intentará presentar unas gafas en las que se resuelva el problema de la conducción, pero también es fácil prever que las Google Glasses se encontrarán con la oposición de muchas autoridades, por lo menos al principio. ¿Quién ganará?

¿Crees que es posible que las Google Glass se conviertan en algo seguro al volante? ¿O por el contrario opinas que el peligro de las distracciones no va a desaparecer?

Comentarios

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.