Llevar gafas no tiene por qué poner en peligro nuestra vista en caso de colisión. Incluso se habla de que las gafas podrían llegar a proteger a los ojos. Pero lo que sí lo hará es no llevar el cinturón de seguridad, por muchos airbag que tengamos. Debe quedarnos claro que son dos sistemas de seguridad complementarios.

Supongo que a la mayoría de nosotros no nos ha saltado el airbag nunca, así que no sabemos exactamente qué consecuencias podría tener sobre nuestro cuerpo, aparte de tener la noción teórica de que probablemente nos salvaría la vida. Eso sí, si sois como yo y tenéis memoria selectiva para algunas cosas “raras”, recordaréis las leyendas urbanas sobre lesiones provocadas por el airbag, seguramente iniciadas por personas que estaban en contra del sistema de seguridad (aunque lo cierto es que al principio se podían producir lesiones, pero sobre todo porque la gente evitaba el cinturón).

En este número de febrero de 2006 de la revista de la DGT se trata un caso singular de una persona que perdió un ojo por culpa de una mala sincronización entre el cinturón de seguridad y el airbag. La sincronización entre airbag y cinturón de seguridad es esencial para que el conjunto nos salve efectivamente de lesiones graves porque un airbag sin cinturón no es nada. Es más, en ese caso sí que se producirían lesiones, y de cierta gravedad.

Con el tiempo, a medida que los airbag se fueron haciendo más cotidianos y estar más presentes de serie en los coches de las gamas alta, media y baja, se fue perfeccionando su mecanismo. Incluso los oftalmólogos propusieron mejoras en cuanto al despliegue para que los ojos tuviesen menores probabilidades de sufrir lesiones por impacto. La relación entre airbag y lesiones oculares viene de lejos, y siempre se ha procurado que el accionamiento del primero no provoque las segundas.

La pregunta del titular es diferente, porque si bien se sabe que el airbag per se y en condiciones normales, no provoca lesiones oculares, ¿qué pasa con las gafas? ¿Puede la montura dañar la cara del conductor? ¿Puede un cristal dañar el globo ocular? Son de ese tipo de preguntas que a lo mejor no te planteaste nunca, pero solo el hecho de leerlas hace que te suden las manos.

Pues bien, la respuesta es que no, no deberían provocarse lesiones oculares si llevas gafas y el airbag se expande ante tus propias narices. Eso es lo que dicen los diferentes test de choque con crash test dummies que se han realizado para salir de dudas. Antes de seguir he de aclarar una cosa que quizás no quedó clara anteriormente. En casos de colisiones se pueden tener lesiones oculares, como pasa en el 3% de los casos, y éstas pueden ser debidas al airbag si el impacto es lo suficientemente importante, y además si se tiene mal colocado el cinturón (o no abrochado). Sigamos:

Los ensayos se realizaron colocando a un dummy en la plaza del conductor, con gafas, y la colisión resultó en un impacto a 56 km/h contra un muro, es decir, simulando o bien un impacto contra un muro, o bien una colisión frontal contra otro coche. Estos fueron los resultados:

Analizando los valores obtenidos en el maniquí, mediante la función denominada ‘fuerza de riesgo de rotura del globo ocular’ (que mide los daños en el ojo y en la cuenca orbital), se vio que el riesgo ocular es prácticamente nulo en esta configuración de impacto analizada, ya que los valores máximos medidos en los ojos fueron de 17 Newton, lo que implica un riesgo bajo (el riesgo aumenta a partir de los 50 N, alcanzando el punto máximo en 125 N).

 

Foto | bochalla

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.