Un estudio llevado a cabo por la empresa de seguridad en el mundo de la movilidad Dekra ha dado algunas cifras sobre los comportamientos habituales de los peatones en las ciudades. La más llamativa es tal vez que el 17 por ciento de la gente que cruza la calle lo hace mientras está distraída con el móvil. Esto incluye los que van escribiendo o leyendo mensajes, los que van mirando apps, jugando o simplemente están escuchando música o hablando por el móvil. La peor capital europea al respecto: Estocolmo, con un 24% de «despistados»; en cambio en Amsterdam resultó de «sólo» el 8%.

Según el estudio se calcula que una de cada diez muertes de peatones se debe a comportamientos indebidos, lo cual incluye cruzar las calles por donde no se debe, con el semáforo en rojo o sin prestar la debida atención. De hecho la falta de atención abarca la mayor parte de los incidentes, estando presente en más del 50 por ciento de los casos. Y todo esto antes de que Pokémon Go haya «aterrizado» en Europa y comenzado a causar estragos como ya está avisando la policía de diversas ciudades de Estados Unidos y Canadá. Según cuentan los periódicos la gente distraída por cazar monstruos Pokémon parece ir por la calle como auténticos zombies, chocándose con los obstáculos y cruzando sin mirar.

En Europa algunas ciudades como Augsburgo (Alemania) se han planteado probar nuevos tipos de semáforos, instalándolos literalmente «en el suelo». De este modo buscan llamar la atención con una fila de luces brillantes tanto para los peatones normales como para los smombies. Sí: esa es la nueva denominación de esa gente despistada por el smartphone y camina como un zombie.

Algo similar se plantearon en la ciudad de Gunpo, en Gyeonggi-do (Corea del Sur) donde largas filas de luces para peatones iluminan los cruces. Su coste no debe ser muy diferente del de la instalación del semáforo tradicional y si puede ayudar a evitar sustos o incluso salvar alguna vida, bienvenido sea. A veces hay que hacer bueno aquello de «a grandes males, grandes remedios».

{Foto: Thomas Hosemann/City of Augsburg}

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.