Administraciones automovilísticas de diversos países y asociaciones dedicadas a la seguridad automovilística como la NHTSA estadounidense o la Euro NCAP europea están trabajando en la actualización de sus pruebas para tener más en cuenta los nuevos avances tecnológicos en medida de seguridad – desde los sistemas instalados en los coches más modernos a los vehículos autónomos.

Estas organizaciones condensan en un sistema de valoración de seguridad de «estrellas» los resultados de las pruebas que realizan a los vehículos. De este modo basta echar un vistazo a las etiquetas y recordar que «cuantas más estrellas mejor»: los vehículos más avanzados en tema de seguridad alcanzan las cinco estrellas, mientras que si carecen de algunas de las medidas más avanzadas van perdiendo estrellas en la calificación. Eso no implica que sean inseguros, simplemente que hay otros vehículos con medidas más avanzadas en algún aspecto, por ejemplo la «prevención de colisiones».

Lo interesante es que en las nuevas calificaciones que se están planteando se tendrán en cuenta aspectos muy avanzados de la tecnología automovilística. Tal y como explica el vídeo de la NHTSA algunos de los factores que se están considerando renovar y ampliar son:

  • Resultados de nuevas pruebas de colisión más avanzadas, en las que además se utilizarán muñecos dummies más evolucionados, que permiten medir con mayor precisión los posibles daños que pueden sufren los pasajeros en los tipos de accidentes más comunes.
  • Sistema de seguridad para peatones, porque la seguridad no se considera ya únicamente para los ocupantes del vehículo.
  • Sistemas de seguridad automáticos como la mejor de la visibilidad nocturna, la detección de puntos ciegos, invasión de las líneas separadoras de carriles… También se considerarán los sistemas de frenado automático de emergencia y los de avisos de colisión frontal.

La idea además es que estas pruebas sean más fácilmente ampliables a medida que las nuevas tecnologías se vayan incorporando a las flotas de vehículos, sin que tengan que pasar años para verlas renovadas. Esto permitiría incluir en las pruebas a los vehículos autónomos y a los sistemas de conducción automática que están llegando al mercado o llegarán en los próximos años.

En general lo recomendable es siempre comparar las estrellas teniendo en cuenta el año de las pruebas, pues dado que éstas se actualizan periódicamente –y se actualizarán más a menudo a partir de ahora– no es lo mismo que un modelo recibiera 4 estrellas en el 2005 que en el 2015. Es importante comparar iguales-con-iguales y, dentro de lo posible, buscar siempre los modelos de «seguridad cinco estrellas».

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.