Este año, aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, se habla mucho del Quijote y se promocionan mucho las rutas que siguen sus pasos por Castilla. La idea es buena y puede usarse como excusa para turistear nuestro país y acercarnos a los clásicos de la literatura. ¿Por qué no hacer uno recorriendo lo que recorrió el Cid Campeador?

La ruta propuesta por el Consorcio Camino del Cid es bastante larga, pero se puede recorrer por tramos de unos 3-4 días cada uno. La propuesta es temática y se divide en cinco recorridos basados en los cinco episodios en los que se divide el Cantar del Mio Cid. Además, hay también varios “anillos”, rutas circulares que parten de algún luar de los tramos, y “ramales”, trayectos lineales que se desvían de la ruta principal.

¿Cómo recorrer el Camino del Cid en coche? Dependiendo del tiempo que tengas, recomendamos escoger uno o varios de los tramos y estudiar también si te interesa hacer alguno de los anillos o ramales. ¡Allá vamos!

El destierro (de Vivar del Cid a Atienza)
destierro
Son un total de 357 km por Burgos, Soria y Guadalajara. En este primer tramo en el que se visitan los lugares por los que pasó el Cid en los primeros días de destierro, verás cosas como los monasterios de San Pedro de Cardeña y el de Silos, además de castillos y atalayas. Imprescindible parar en Burgos, ciudad en la que el Cid está muy presente. Más información.

Castillo de Berlanga de Duero. Foto: Amio Cajander

Castillo de Berlanga de Duero. Foto: Amio Cajander

Tierras de frontera (de Atienza a Ateca)

frontera

Tras nueve días de destierro, el Cid cruza del reino cristiano a la taifa de Toledo. Este tramo de 276 kilómetros recorre los lugares más importantes por los que pasó el Cid en las áridas tierras de frontera, días en los que se empezó a forjar su leyenda. Fortalezas y castillos como los de Jadraque, Sigüenza o las ruinas de la de Medinaceli, aparecerán en tu camino, además de paisajes en los que contrastan la Sierra de Guadalajara, el Parque Natural del Barranco de Río Lobo con el paisaje lunar de Vega del Jalón. Más información.

Arco romano de Medinaceli. Foto: M.Peinado

Arco romano de Medinaceli. Foto: M.Peinado

Las tres taifas (de Ateca a Cella)

taifas

Este tramo de 322 kilómetros discurre por los lugares que recorrió el Cid ya con un ejército cada vez más numeroso, cruzando fronteras entre reinos musulmanes sin problema. Pasarás por el escenario de la batalla de Alcocer, por el Poyo del Cid (fue centro de operaciones del Cid durante tres meses), y muchos ejemplos de arquitectura mudéjar declarada Patrimonio de laHumanidad. Molina de Aragón y Albarracín son también paradas obligadas. Más información.

Molina de Aragón. Foto: Turol Jones

Molina de Aragón. Foto: Turol Jones

La conquista de Valencia (de Cella a Valencia)

valencia

Esta ruta de solo 220 kilómetros sigue los pasos del Cid desde que reunió en Cella a la gente que quisiera dirigirse con él a Valencia para conquistarla hasta la entrada en la ciudad. Pasarás por Teruel, capital mundial del arte mudéjar (y Patrimonio de la Humanidad), pueblos bonitos como Mora de Rubielos, Sagunto y, por supuesto, Valencia. Más información.

Castillo de Sagunto. Foto: Juan J. Martínez

Castillo de Sagunto. Foto: Juan J. Martínez

La defensa del Sur (de Valencia a Orihuela)

sur

El último tramo, de 246 kilómetros, se corresponde con el segundo destierro del Cid, al que fue condenado por el rey por no acudir a reunirse con él en Villena. Es quizá la época más dura para el Cid, que fue declarado también traidor. Eso sí, cinco años después logró conquistar Valencia. Pasarás por Villena y Sax, con sus castillos, por Elche (el peor momento del Cid), y por Ontinyent y Bocairent. Más información.

Xàtiva. Foto: Olivier Bacquet

Xàtiva. Foto: Olivier Bacquet

Imagen destacada: José Luis Cernadas Iglesias

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.