Ronen Tinman es un ingeniero mécanico israelí cuya obra nos tiene aplaudiendo rendidamente desde que la descubrimos hace unos cuantos días en un post de Autobild. El hombre es un artista de pies a cabeza que ha encontrado en la modificación de piezas de automóvil el singular camino para expresar todo su genio. Su colección de muebles creados a partir de piezas de coches es deliciosa e impresionante.

La magia de Tinman parte del conocimiento del automóvil que le da su formación como ingeniero y de una pasión desmedida por el reciclaje. “Se destinan muchos recursos a crear piezas nuevas, pero yo estoy convencido de que muchas pueden ser reutilizadas, en lugar de encontrar constantemente materia prima nueva para trabajar”, explica en la biografía que muestra en su página web.

Su método de trabajo, totalmente artesanal, es aparentemente sencillo. “Compro las materias primas en diferentes depósitos de chatarra y cuando veo la pieza por primera vez, me puedo hacer una idea de lo que puede llegar a ser esa pieza oxidada y destartalada”

Con este procedimiento en mente y en ocasiones dotando de un giro cómico a sus creaciones es capaz de convertir el portón trasero de una camioneta en una cómoda, la puerta de una berlina de lujo en un elegante baúl, de crear sofás impensables a partir de asientos o incluso lámparas de los objetos más insospechados.

 

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.