El parque móvil mundial duplicará su tamaño en 2035, un dato puesto de manifiesto por la Agencia Internacional de la Energía que nos hace imaginar un incremento sustancial del total de vehículos en todo el planeta en un plazo de 22 años. Sin duda se trata de un escenario que necesita de un profunda revisión de ciertos aspectos para hacerse soportable, más si cabe teniendo en cuenta el cambio de mentalidad que se está dando en cuanto a dispersión urbana.

Si hasta hace escasos años la forma de vivir en el extrarradio era la máxima a la hora encontrar vivienda y el coche se convertía en nuestro nexo con la sociedad urbana, ahora es el crecimiento de la población, y por ende, el de la extensión del propio entorno urbano y el transporte, el que invitan a un poco alentador futuro asfixiado por un crecimiento insostenible. Es hora de reinventar el transporte y aplicar nuevas soluciones de movilidad.

Movilidad práctica, personal y sostenible

Éstas serán las características de los vehículos del mañana, vehículos diseñados por y para un único fin, la movilidad urbana. Diseños ahora imposibles imaginados tras comprender que es necesario buscar mejores formas de ir del punto A al punto B y, tras un profundo análisis, descubrir que existen diversos servicios de movilidad que hacen que el concepto de propiedad pueda llegar a desaparecer en los grandes núcleos urbanos.

Crecimiento vertical y horizontal de las ciudades sobre un mismo entramado de carreteras, un escenario idílico para la implantación masiva de servicios de car-sharing o carpooling entre otros muchos. El vehículo no nos pertenecerá, pero el servicio estará garantizado a través de una extensa red de servicios, añadiendo además importantes cualidades como la gestión inalámbrica, la interactividad con el servicio, los usuarios, servicios públicos como metro, trenes de cercanía y la propia infraestructura.

¿Está entonces el vehículo actual condenado? No, está condenado a reinvertarse para cumplir palabra por palabra la máxima de adecuación al uso. Donde los servicios de alquiler y el transporte público supondrán la máxima ventaja, el vehículo convencional no aportará nada. Sin embargo, fuera de los núcleos urbanos, el vehículo convencional encontrará su razón de ser ofreciendo espacio, versatilidad y confort para cubrir largas distancias.

Propulsión eléctrica e inteligente, la clave del crecimiento

Reinventando el transporte para soportar el doble de coches en 2035

No es posible imaginar el boom de vehículos que se expone sin identificar grandes cambios en el parque móvil global. El crecimiento de la propulsión eléctrica será condición sine qua non para poblar los núcleos urbanos, un aspecto fundamental para limpiar las grandes ciudades de vehículos y servicios de transporte contaminantes.

La radiografía de la implantación de este tipo de transportes será marcada por iniciativas que comienzan a dar sus primeros pasos en la actualidad. Restricción de zonas según el tipo de propulsión, delimitación de servicios según transportes preferentes y una cada vez mayor peatonalización de los grandes focos. Nuevamente no parece haber más oportunidad de crecimiento que aplicar al pie de la letra la teoría del menos es más.

Menos espacio, menos emisiones, menos costes… más polivalencia, mayor oferta de servicios, menor impacto en el entorno y en la sociedad. El crecimiento augurado marcará una tendencia clara hacia el modelo de transporte inteligente, un modelo donde los servicios basados en una red siempre conectada, interactuarán con el usuario para ofrecer trayectos y posibilidades a través de diferentes fórmulas.

Comentarios

mecánica automotriz -

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que cuentas en este post. Ya se está empezando a demostrar que el modelo de Car Sharing es más económico y ecológico que el actual, y por lo tanto más sostenible. Nuestro modelo de movilidad ha de cambiar.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.