Los smartphones se han convertido en una parte muy importante de nuestra vida. Quizá demasiado importante. ¿Quién no se ha sentido nunca algo inquieto si se dejaba el móvil en casa? ¿Quién no se ha encontrado consultando su teléfono solo por inercia, aunque lo hiciera por vez anterior cinco minutos antes? Y, sobre todo, ¿quién no se pone algo nervioso si recibe una notificación y no la puede ver en el momento?

Al margen de los efectos que puede tener esta dependencia a nivel psicológico, hay momentos concretos en los que puede poner en peligro nuestras vidas: cuando estamos conduciendo. Y es que aunque todos sepamos la teoría y estemos convencidos de que es peligroso, también hemos caído alguna vez en usar de algún modo inadecuado nuestro smartphone al volante. Aunque se tratara únicamente de una mirada de reojo para ver quién ha escrito, ese segundo de distracción puede ser fatal.

Toda precaución es poca, algo que han debido de pensar en Sussex (Reino Unido), donde han ideado una nueva forma de vigilar esas miradas ilícitas al móvil: señales de tráfico inteligentes que detectan a los conductores que están mirando el smartphone mientras conducen.

De momento, las señales inteligentes se limitarán a mostrar una advertencia a los conductores que pasen por delante y estén usando el móvil. Al no ser capaces -todavía -de recoger la información del vehículo, como sí hacen los radares de velocidad, no habrá consecuencias en forma de multa. Eso sí, no es difícil imaginar que, si esta detección de conductores usando el móvil funciona bien, en el futuro se introduzca una tecnología similar a la de los radares para sí sancionar a esas personas.

¿Cómo de grave es el problema? ¿De verdad tanta gente usa el móvil mientras conduce? La respuesta es un rotundo sí: según una encuesta realizada por la firma de seguros Liverpool Victoria, la mitad de los conductores aseguran ver al menos a otro usando el smartphone al volante todos los días; uno de cada cuatro lo ven dos veces al día y tres de cada diez directamente admiten enviar mensajes mientras conducen al menos un par de veces diarias.

¿Funcionarán las simples señales de advertencia o nada surtirá efecto hasta que no haya multa de por medio? En unos meses tendremos la respuesta algo más clara.

Foto: Lord Jim

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.