El acercamiento del automóvil a la electrónica de consumo es un hecho corroborable a poco que se ejecute una rápida mirada a las posibilidades de un automóvil actual. Cada vez todo se hace más conectado, más virtual y más fácil de usar al fin y al cabo. Uno de los campos donde la industria del automóvil planea dar un importante salto cualitativo es en el campo conocido como realidad aumentada, una nueva forma de observar nuestro entorno a través de un filtro capaz de brindarnos toda la información relacionada que esté alojada en internet. El Head Up Display ya tiene relevo.

El planteamiento es sencillo: mirar, preguntar y obtener respuesta. La pregunta clave no es otra que el cómo, y he ahí donde reside el factor que aún no termina de casar con la implementación de la realidad aumentada en el mundo del automóvil. El máximo exponente de realidad aumentada lo encontramos en productos como Google Glass, el gadget por excelencia del momento que ya está levantando ampollas en no pocas administraciones tras su potencial factor de riesgo como gadget asociado a la conducción. La prohibición de su uso ya ha sido planteada en países como Reino Unido.

La importancia de la información proyectada

Observar nuestro entorno a través de una ventana donde se vea reflejada todo la información posible relacionada con lo que estamos visualizando es un arma de doble filo. Ciñéndonos a la aplicación en el automóvil, la idea es emplear el parabrisas o determinadas zonas de éste para arrojar al conductor información de interés sobre todo cuanto visualizamos a través del vidrio delantero de nuestro automóvil.

De este modo, nuestro GPS podrá indicarnos de forma virtual el camino a seguir a través de indicaciones superpuestas sobre el parabrisas. Desde otro punto de vista, ante la simple búsqueda de los establecimientos de restauración más cercanos, el mismo parabrisas será capaz de ofrecer información como comentarios, recomendaciones o puntuaciones con sólo observar los establecimientos que nuestra mirada alcanza a través de dicho parabrisas.

El lado positivo de la tecnología ofrece un importante aliciente en seguridad y confort al mostrar una realidad con información ampliada. Esto quiere decir que el parabrisas será capaz de indicar graves desperfectos de la vía por la que circulamos para así reconocerlos y evitarlos, identificar siluetas de peatones o animales directamente en nuestro campo de visión, mostrar advertencias sobre distancias de seguridad o señalizaciones, etc.

Lo real y lo virtual se funden en un único elemento

Llegados al lado negativo, el factor distracción es claramente un enemigo a tener muy en cuenta a la hora de hablar de conducción, un factor que los sistemas HUD han sabido cuidar con gran esmero. Es de sobra conocido que el bombardeo de información fomenta un déficit de atención, un déficit que puede resultar fatal en cualquier instante una vez nos ponemos en marcha a los mandos de cualquier vehículo.

Fabricantes de automóviles e industria auxiliar se encuentran en un punto crítico donde reconocer los beneficios e inconvenientes de la realidad aumentada como evolución de los proyectores HUD (Head Up Display). Se espera que el desembarco de esta tecnología de comienzo antes de 2020 como la evolución lógica de los sistemas de proyección HUD que ya se encuentran disponibles en numerosos modelos y fabricantes, aportando una importante herramienta de ayuda a la conducción gracias a una mínima necesidad de desviar nuestra atención de la carretera.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.