Da igual lo bien que conduzcamos o lo acostumbrados que estemos a hacer una misma ruta: todos nos hemos encontrado en alguna ocasión en situaciones imprevistas de peligro en la carretera, muchas veces en cruces con poca visibilidad que nos juegan una mala pasada. La mayor parte de las veces todo se queda en un simple susto momentáneo y continuamos nuestra marcha, pero no todo el mundo tiene la misma suerte. Hay cruces que son un riesgo y en los que hay más accidentes de lo normal. ¿Y si hacerlos más seguros no fuese tan difícil?

Eso es lo que opinan desde la Dirección General de Tráfico, que han empezado a convertir algunos en cruces inteligentes para ver cómo funciona el experimento y si vale la pena extenderlo a otros lugares. Pero ¿qué es exactamente un cruce inteligente y cómo mejora la seguridad en carretera?

La idea es sencilla: se trata de que los conductores que van por una vía que se acerca a un cruce sean informados acerca de si viene otro vehículo por esa carretera con la que se van a cruzar, de forma que puedan extremar su precaución y que la aparición de ese coche no sea una sorpresa. ¿Cómo se les avisará? A través de un sistema de tecnología V2V (intercambio de información vehículo-infraestructura-vehículo) que transmitirá el mensaje de que hay alguien en la otra vía a los coches de la principal.

El sistema se basa en la instalación de unos sensores de presencia en el asfalto de la una de las vías. Cuando un coche pasa por ellos, los sensores emiten el mensaje a través de ondas de corto alcance. Esta información es mostrada a los conductores que llegan por la otra vía de la intersección en un panel luminoso que alerta de que hay un vehículo en cruce, de forma que pueden extremar su precaución con más tiempo. Si los usuarios tienen coches capaces de comunicarse con las estructuras, recibirán también una notificación en forma de señal acústica o indicador luminoso.

Asistencia-cruces-inteligentes-detalle-grande

De momento, la DGT ha instalado estos sensores en cuatro puntos de la Península: León (en la N-VI, en el pk 399); Madrid (también en la N-VI, pk 56); Navarra (N-113, pk 78) y A Coruña (N-634,pk 676). Los dos primeros son además Tramos de elevada Concentración de Accidentes (TCA), aunque en Tráfico han dicho que este no es el único criterio, sino que también se han tenido en cuenta “aquellos que por su configuración resultaba más eficiente la colocación de estos sistemas”.

El objetivo es reducir el número de colisiones frontolaterales y hacer de las carreteras lugares más seguros. Solo en esos cuatro puntos hubo entre 2012 y 2014 un total de 48 accidentes con víctimas, 3 muertos y 74 heridos.

La instalación de los cruces inteligentes es sencilla y de coste reducido, por lo que podemos esperar verlos cada vez más a menudo en nuestras carreteras.

Imágenes: Adam Meek y DGT

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.