Digamos que no es muy habitual que suceda, pero uno se puede encontrar, de repente, con una avería en el coche. No diremos inesperada, porque todas las averías lo son. Si es la primera vez que te pasa, lo más probable es que no sepas exactamente qué hacer para solucionar la papeleta. Es bastante sencillo, lo único que debes hacer es mantener la calma y recordar estos consejos que te damos a continuación.

Eso sí, hemos de diferenciar entre averías, y averías. Uno puede tener un faro fundido sin percatarse, pero no por ello ha de ponerse nervioso. Incluso, puede ser un pinchazo del que podemos salir airosos si sabemos cambiar la rueda, o solucionarlo por la vía telefónica. Te recordamos que si tienes algún problema en la carretera puedes confiar en Citroën Asistencia para solicitar ayuda, consejo o asistencia.

Si tenemos una avería en carretera, lo primero es ponernos a buen recaudo

Las averías en carretera nos pueden dejar completamente tirados. La mayor parte de las que se producen en medio de un viaje son las averías provocadas por falta de mantenimiento, pero sea como sea, una avería en carretera nos pone en alerta sobre lo que debemos hacer a continuación. No es muy complejo:

  1. Lo primero es que, si notamos que el coche no va a poder salir adelante, hemos de tener en mente, como primera acción, apartarnos de la vía lo antes posible, y de la forma más segura que esté en nuestras manos. Es lo principal, porque así podemos efectuar el resto de “tareas” con más tranquilidad.
  2. Segundo, colocarnos el chaleco reflectante, que es obligatorio para el conductor, y recomendable para los acompañantes que se apeen del coche. Debemos llevar el chaleco en el interior del coche, recuerda, para apearnos con él ya ajustado.
  3. ¿Llevas el teléfono bien cargado? Lo recuerdo porque los postes de SOS ya no existen(puede que no lo supieses, aunque esto es así desde 2010, cuando se empezó a retirar estos postes) Si llevas el teléfono cargado y puedes llamar, bien, porque una vez termines de seguir los consejos que te damos, podrás llamar al 112, o a tu compañía de seguros.
  4. Una vez apartados de la vía, con el chaleco colocado, debemos comprobar si es seguro bajar del coche. Esto significa que, antes de apearnos, comprobaremos las veces que sea necesario que no estamos en zona peligrosa. En carretera (o autovía, pero la carretera secundaria es más peligrosa) podemos quedarnos parados a la salida de una curva, con lo cual el peligro de alcance es mayor.
  5. Una vez seguros, debemos señalizar nuestro coche. Esto se hará con los triángulos, pero atención: hemos de colocarlos bien. La cantidad de triángulos mal colocados que podemos ver en ruta es enorme: demasiado cerca, caídos, invisibles para los demás… Hemos de colocarlos a unos 50 pasos de distancia tanto por delante como por detrás en vías de doble sentido, o solamente por detrás si es una vía de un único sentido.
  6. Los triángulos deben ser visibles a un mínimo de 100 metros, es decir, no debe haber obstáculo que los tape. Si paramos tras una curva, hemos de colocarlos al inicio de la misma, o en un lugar visible por los demás, con antelación suficiente.

Una vez hecho todo esto, ya podemos llamar a emergencias, o a nuestra compañía de seguros para que nos envíen una grúa. Eso sí, mantén en todo momento la calma, y dependiendo de la avería, toma cartas en el asunto. Hace relativamente poco tiempo pude ver un coche de marca desconocida ardiendo en el arcén de una carretera. No es habitual, pero por eso mismo no dejes de mantener el coche en perfectas condiciones, con todos los niveles a punto.

Foto de portada: Wybren

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.