Un punto de recarga eléctrica público y gratuito en un centro comercial

Impulsar una tecnología requiere a veces de la adopción por buena parte de los ciudadanos, de cuestiones económicas o de otras de índole práctica. Los coches no hubieran llegado a ningún lado sin una buena red vial, sin gasolineras o sin redes de servicio técnico. Y servicios básicos como el gas o Internet no serían lo mismo sin edificios con preinstalaciones de gas o fibra óptica (obligatoria desde hace algunos años).

De este mismo modo los puntos de recarga eléctricos animan al uso y la venta de vehículos que utilizan esta tecnología – todavía una gran minoría. En parte es porque hay un gran escollo para muchos potenciales compradores: la carencia de puntos de recarga en sus viviendas, ya sean casas unifamiliares o viviendas con garajes colectivos. Esto hace incómodo su recarga y en ocasiones no permite aprovechar los 100, 200 o 300 km de autonomía que pueden llegar a tener la mayor parte de los modelos.

Ahora, y según cuentan en el diario británico The Guardian, se está planteado una nueva normativa europea para todos los países de la Unión que entraría en funcionamiento en 2019. Según esta normativa «al menos del diez por ciento» de las plazas de aparcamiento colectivas de las viviendas nuevas deberán contar con puntos de recarga. Y otro tanto para las viviendas renovadas. La clave es que además de ser una medida positiva sería de obligado cumplimiento. No está claro cómo afectaría esto a las nuevas viviendas unifamiliares, pero si hablamos de una casa individual nueva no parece que pudiera considerarse válido «cero» puntos de recarga, porque 0 estaría por debajo de ese 10%.

Contar con los puntos de recarga que faciliten y animen al uso de los coches eléctricos incluso en pisos y apartamentos es parte de la estrategia colectiva vital para acabar con los combustibles fósiles, reemplazarlas por energías limpias y renovables y evitar el cambio climático – incluyendo que parte de la energía que almacenan esos coches también puede conectarse «de vuelta» a las viviendas y a la red eléctrica.

De hecho podría considerarse que ese 10% de plazas con puntos de recarga se queda corto: si a la larga casi todos los vehículos habrán de recargarse, ¿por qué limitar las instalaciones básicas? Sería como cablear con fibra óptica tan solo un 10% de los pisos de una vivienda. ¿El resto no se van a conectar nunca a Internet, ver la televisión o conectar sus electrodomésticos del futuro a la red? Y haríamos bien si también fuéramos pensando en la obligatoriedad de los puntos de recarga en las manzanas de los nuevos barrios de las ciudades y de los que renuevan sus infraestructuras subterráneas.

En lugares como Noruega o los Países Bajos ya hay normativas para acabar con los vehículos diesel para 2025, por ejemplo. Y Alemania ha anunciado la prohibición de venta de vehículos con motores diésel y gasolina a partir de 2030. Para mediados del siglo XXI se calcula que el 80 por ciento de los vehículos será eléctrico. No está mal que se vaya planificando con tiempo la estrategia que permita una estructura a modo de «electrolineras personales» para las plazas de aparcamiento, algo que puede acabar siendo tan vital como el wifi de Internet.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.