Si has leído el título de este artículo y pensado que vaya tontería, es que eres de los que paran en gasolineras cuando es necesario, rellenan el depósito, se limpian y continúan sin pensar más en el tema. Después está el otro tipo de personas, el de los que odian las estaciones de autoservicio porque se quedan pringados  o porque tienen algún problema en las manos (artritis, por ejemplo) que hace que sientan dolor solo con pensar en sujetar la pistola y apretar el gatillo. Pum Pal podría ayudarte.

En Pump Pal se definen como un “manos libres” para llenar el depósito, pero ¿en qué consiste la idea? ¿se puede repostar sin tocar la manguera o apretar el gatillo? Las cosas no son tan sencillas, pero sí mucho más que si tuviésemos que hacerlo como siempre. Pump Pal no es más que una especie de herradura de plástico y goma que se coloca en la pistola. Al girarla, se aprieta el gatillo sin que la persona que está repostando tenga que hacer fuerza. Para de forma automática cuando el depósito se llena.

Por supuesto, todavía hay que desenganchar la manguera e introducir la pistola en la entrada del depósito, pero por lo menos Pump Pal te permite no tener que estar apretando el gatillo todo el rato. Además, mientras está funcionando puedes sujetar la pistola tocando simplemente el accesorio de plástico, permitiendo así mancharse las manos lo menos posible.

La sencilla idea de Pump Pal la tuvo uno de sus fundadores durante un viaje familiar en coche: se dio cuenta de que lo de rellenar el depósito todas las mañanas a -3 grados era bastante incómodo: el gatillo estaba siempre duro y todo el metal de la pistola demasiado frío, con lo que acababa muchas veces sintiendo dolor en las manos.

Tras esto, decidió hacer una especie de estudio de mercado preliminar para ver si lo de sentirse incómodo al repostar en estaciones de autoservicio era algo extendido, investigación en la que descubrió que efectivamente así era. Las causas, además, eran bastantes: pistolas demasiado frías, gatillos duros, lo desagradable de mancharse las manos, temas de movilidad manual o lo incómodo de rellenar un depósito muy grande. De hecho, descubrieron también que mucha gente utilizaba sus pequeños objetos-chapuza para presionar el gatillo de forma más sencilla, algo que podía resultar peligroso.

Lo mejor es que ni siquiera hay que gastarse una fortuna para probar el pequeño artilugio que, si de verdad funciona, le puede hacer la vida más fácil a mucha gente: se puede comprar online en la web de los fabricantes por 9,99 libras (menos de 14 euros). Tienen hasta varios colores entre los que elegir para asegurarte de que tu Pump Pal vaya a juego con tu coche (¡nunca se sabe!).

¿Te resulta molesto tener que llenar el depósito tú mismo? ¿Crees que algo como Pump Pal podría facilitar las cosas?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.