Llevar un extintor en el coche no es obligatorio, a diferencia de los triángulos de emergencia y el chaleco reflectante que sí lo son. En algunos países llevar un extintor es “recomendable”, pero poco más.

Este vídeo es un ejemplo de cómo tener un extintor a mano puede marcar la diferencia de que un accidente —o un incidente, no es necesario que haya un accidente para que un coche arda— se quede en un buen susto o acabe en una desgracia.

El camionero David Fredericksen es testigo del choque entre un trailer y un turismo. El turismo comienza a arder y Fredericksen se aproxima a él con el extintor. Aunque un extintor es pequeño y no sirve para apagar las llamas sí le permite abrirse paso y rescatar a los ocupantes del vehículo, una señora y su nieta de un año.

Es muy improbable que un coche moderno arda, igual que lo es que arda una casa o un avión, pero un extintor pequeño no ocupa demasiado espacio en el maletero y es una buena inversión. Sobre todo si no se llega a utilizar nunca.

Ya puestos, un martillo rompecristales también puede ser de gran ayuda. Algunos modelos llevan además una cuchillas en la parte inferior para cortar cinturones de seguridad e incluso una pequeña linterna —cuestan unos cinco euros.

En caso de emergencia es posible romper las ventanas de un coche usando cualquier objeto contundente, como una bujía o un mechero e incluso se puede romper la ventanilla con la antena del vehículo.

Como recordatorio, en caso de presenciar un accidente es obligatorio prestar asistencia siguiendo la técnica PAS: Proteger, Avisar y Socorrer para atender a la víctima de la forma más segura que sea posible.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.