crEl frío, especialmente el frío intenso propio de estas fechas en muchas zonas del país, afecta a los vehículos de tal modo que el consumo de combustible puede aumentar entre un 10 y un 15 por ciento, especialmente cuando las temperaturas están próximas a o por debajo de cero.

Este aumento del consumo se debe a la suma de varios factores. El más evidente es que el motor tarda más tiempo en alcanzar la temperatura de servicio, la temperatura óptima de uso. En tanto el motor esté frío, con el fin de facilitar su funcionamiento, el sistema de alimentación inyectará una cantidad mayor de combustible en los cilindros.

Aparcar el coche dentro del garaje durante las noches de invierno, siempre y cuando sea posible, reduce la brecha térmica en el momento de arrancar el vehículo. En cualquier caso no es conveniente dejar el coche al ralentí ni encenderlo antes de necesitarlo realmente, ni «para que vaya cogiendo temperatura» ni para que «esté calentito cuando me suba»: la forma más rápida de calentar el coche es circulando, conduciendo de forma especialmente suave los primeros minutos.

Otras causas tienen que ver con el uso de sistemas como la calefacción del vehículo y de equipamiento como asientos, cristales o espejos retrovisores calefactados muy habituales en los vehículos actuales por el añadido de comodidad y seguridad que ofrecen. Estos sistemas eléctricos tienen un gran consumo y reducen la carga de la batería del vehículo. La batería a su vez y debido al frío ve reducido su rendimiento por lo que el alternador, que obtiene la energía del motor, debe trabajar más para mantener el suministro y la carga eléctrica.

En el caso de los retrovisores y parabrisas calefactados normalmente es pueden desconectar una vez eliminado el hielo que se ha producido durante la noche. Del mismo modo, el aire acondicionado que desempaña los cristales en segundos también se puede desconectar una vez desempañado y en tanto no sea necesario.

Adicionalmente el frío densifica el lubricante de la transmisión y del aceite del motor, reduciendo su viscosidad. Esto hace que aumente la fricción y el rozamiento y que los elementos mecánicos ofrezcan una mayor resistencia al movimiento, lo que requiere algo más de esfuerzo y de combustible para moverlos. Conviene revisar que el aceite utilizado es el recomendado por el fabricante para el vehículo y para las temperaturas en las que se utiliza.

Del mismo modo también el aire frío es más denso. Por este motivo se reduce el volumen, la presión, del aire de los neumáticos. Esto hace que aumente la superficie de contacto del neumático con la carretera, incrementánose el rozamiento y por tanto el consumo. De modo que en invierno hay que revisar la presión de los neumáticos y normalmente añadir algo de aire. Por el mismo motivo, debido a la mayor densidad del aire frío, se incrementa la resistencia aerodinámica. Por este motivo también es adecuado quitar elementos que no vayan a utilizarse, como la baca de techo.

Comentarios

Pablo -

En todo caso el frío AUMENTA la viscosidad de los fluidos.
Por otra parte, el frío enriquece la mezcla de combustible / aire, ya que a menor temperatura, e igual cilindrada, mayor número de moles de aire entran en el motor.
Durmiendo en garaje, los factores se reducen bastante, además, se puede calentar sin a/c, pero en verano, enfriar es más complicado.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.