La posición y el orden de los pedales del coche son iguales en la mayoría de los automóviles: embrague, freno y acelerador o sólo freno y acelerador en los coches automáticos. La configuración no cambia tampoco en vehículos con el volante a la derecha.

Pero además del orden también la mayoría de los fabricantes conservan otros dos aspectos comunes en el diseño de los pedales: el acelerador suele tener otra forma y tamaño y también habitualmente el pedal del acelerador se encuentra más bajo que el pedal del freno.

El diseño actual de los pedales apenas se ha modificado en más de cincuenta años y su configuración no tiene consideraciones técnicas sino que se debe a motivos ergonómicos y de seguridad.

Por una lado la forma y posición del pedal del acelerador favorece el descanso del pie; de hecho, su posición y ángulo y mayor superficie guarda cierto parecido con el reposapiés que algunos coches tienen para el pie izquierdo. En ocasiones hay un reposapiés para el pie izquierdo porque ese pie se utiliza esporádicamente, sólo para pisar el embrague, o no tiene ningún uso en caso de los coches automáticos. Para el pie derecho, en cambio, no hay reposapiés.

También la posición del acelerador facilita dosificar la potencia del motor con más precisión. A la vez permite mantener pisado ese pedal durante largos períodos de tiempo y con una ángulo del pie relativamente bajo, incluso con la punta del pie.

Por su parte cuando se pisa el pedal del freno lo que se quiere conseguir es aminorar la velocidad o detener el coche por completo. Y para conseguir esto lo primero es dejar de acelerar.

Cuando el pedal del freno se encuentra ligeramente más alto que el pedal del acelerador se está obligando al conductor a levantar totalmente el pie del acelerador. Así el coche dejará de acelerar. Y al pisar a continuación el freno se reduce la posibilidad de pisar también y a la vez el acelerador, que está en un plano posterior.

Imagen: YouTube, How To Heel Toe Downshift Perfectly.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.