¿Cuántas llaves tienes en tu llavero? ¿Tienes también enganchado ahí el mando del garaje o lo llevas por separado? Es muy habitual tenerlo por separado y dejarlo directamente en el coche, algo que a veces puede crear problemas: si tienes más de un vehículo tendrás que irlo cambiando y todo sabemos lo que pasa cuando movemos de sitio algo que suele estar en el mismo lugar. Olvidarlo y no tenerlo cuando lo necesitamos es muy fácil.

Pero, ¿y si pudiésemos abrir la puerta del garaje desde el móvil? Sin duda, todo sería más fácil, ya que el smartphone es algo que muy rara vez dejamos en casa. Pues bien, esa es la idea que presentan desde Parkingdoor: una solución sencilla para sustituir mando de garaje por app en el teléfono (o en el smartwatch).

El funcionamiento es sencillo: Parkingdoor se compone de un pequeño dispositivo y de una app, disponible para iOS y para Android. Ese pequeño dispositivo, que se coloca en la puerta del garaje sin necesidad de hacer agujeros o tener que añadir cables (no es una instalación complicada, vaya), es el que se comunica por Bluetooth con el teléfono y hace que la puerta se abra cuando se lo ordenes desde la app.

Pero Parkingdoor va mucho más allá, ya que pretende facilitar además el proceso de abrir la puerta también en situaciones especiales: ¿usan varias personas de la casa ese garaje (o el coche que se aparca ahí)? ¿tienes invitados? ¿va a usar tu plaza un amigo cuando tú estás de viaje? No hay que pensar en complicadas logísticas para hacer entrega del mando o en hacer copias, ya que Parkingdoor lo tiene previsto.

La app permite a los usuarios invitar a quien quieran que tenga acceso a abrir la puerta, a través de su email. Ellos solo tienen que descargarse la app e introducir su mail para poder abrir la puerta del garaje. Además, el acceso tendrá una fecha límite, una opción muy interesante para las personas que alquilan sus plazas de garaje (o pisos con garaje incluido). Y ni siquiera hay que esperar a esa fecha: si por ejemplo el inquilino no paga, se le puede retirar el acceso en cualquier momento.

Otra de las ventajas que defienden desde Parkingdoor que tiene su invento es que protege también contra robos de coches en garajes. Según Enrique Domínguez, CEO de la startup, “la época en la que más robos se producen es en verano, cuando el robo de estos vehículos se incrementa un 20 por ciento”. Con la app se puede controlar quién entra y sale del garaje, sabiendo cuándo se abre la puerta: si se trata de un acceso no deseado, se podrán tomar cartas en el asunto mucho antes (no al llegar al garaje y encontrarse con la sorpresa).

Parkingdoor se puede comprar a través de su web: por 59 euros para Parkingdoor inalámbrico (para puertas de código fijo), y 69 para Parkingdoor con cable (puertas de código fijo y variable). Existe también una versión especial para comunidades, que permite crear y gestionar múltiples plazas y ofrece servicio de instalación y soporte.

¿Qué te parece la idea? ¿Te acostumbrarías a olvidarte del mando del garaje y a abrirlo desde el móvil? (Si te quedas sin batería no pasa nada: todavía podrás usar los métodos tradicionales).

Comentarios

Oviedo -

La idea es estupenda, muy práctica, el problema que le encuentro como a muchos otros dispositivos tecnológicos es que la aplicación pueda ser hackeada permitiendo el acceso a nuestro garaje de una persona con malas intenciones sin necesidad de actuar físicamente sobre el sistema de cierre.
Personalmente lo veo muy interesante para usos secundarios como hoteles o como seguridad complementaria en empresas. Puedo parecer un antiguo, pero yo no dejaría la seguridad de mi vivienda unifamiliar en manos de un sistema de este tipo, por lo menos de momento …

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.