Las vacaciones y sus viajes son el tema central de esta época del año, y como cada verano y periodo vacacional que se precie, los consejos afloran y los informativos llenan espacios de minutos enteros dedicados a recordarnos las fechas de operación salida, las precauciones básicas, y también los puntos calientes donde es más probable que se registren  retenciones de importancia.

Lo que de verdad necesitamos es montar nuestra propia operación salida, personalizada, y tratar de hacer que sea lo más tranquila posible. Es cierto que hay que tener siempre la vista puesta en la Operación Salida general, pero nosotros tenemos que planificar nuestro propio viaje, independientemente de los demás. La clave va a ser no salir cuando sale todo el mundo, ¿fácil?

Tu Operación salida empieza una semana antes de salir

Sabes que tienes vacaciones desde hace semanas, ¿cómo es que te cuesta tanto organizarte para salir el día señalado? Lo primero que has de hacer para conseguir tus objetivos de viaje es tenerlo todo preparado con días de antelación, y cuando decimos días nos referimos a que hay cosas que pueden estar listas hace una semana. Por ejemplo, la revisión del coche. ¿Por qué esperar a la fecha de salida para llevar el coche a revisión y puesta a punto? Para empezar, miles de personas han pensado lo mismo, y es posible que tengas problemas para que te cojan el coche. Hazlo hasta una semana antes de la fecha “clave” y no tendrás tantos problemas.

Las maletas las puedes preparar al 75% con muchos días de antelación. ¿Vas a la playa? Todo el “material” puedes tenerlo almacenado con días de antelación: toallas, bañadores, cremas, accesorios, ¡todo! De igual manera puedes preparar mudas, ropa de vacaciones, útiles de aseo para bebés, si los tienes (cuna portátil, bañera de viaje, etc.), comida para el viaje (al menos la puedes comprar con tiempo) y dejar para el día antes los elementos de higiene personal, los potitos y los bocadillos para el viaje, si se da el caso…

La clave es que si hacemos las maletas el día anterior, con mucha probabilidad nos olvidaremos algo, elevaremos el nivel de estrés, nos acostaremos tarde y, seguramente, dinamitaremos las posibilidades de salir temprano a la mañana siguiente. Como le pasa a un 80% o 90% de los conductores del país.

Sal un día después, o un día antes si puedes

Salir un día antes es perfecto para evitar atascos, si puedes permitírtelo. Normalmente no es así, y lo mejor es siempre salir uno, dos o tres días más tarde de la Operación Salida. No es una idea que solo se nos ocurra a nosotros, pero la afluencia de tráfico será mucho menor que en los días “calientes”.

¿Qué supone esto? Probablemente tu estancia será más corta que si sales el primer día de vacaciones, pero eso no significa que sea peor. Saliendo algo más tarde te da tiempo a “aflojar” el ritmo de vida frenético de cuando trabajas, y adaptarlo al ritmo de vida sosegado y placentero de las vacaciones. Volviendo un par de días antes de agotar el plazo pasa lo mismo: regresas con más calma, y tienes unos días para deshacer el equipaje y organizar la vuelta a la vida laboral. Seguramente así tendrás menos “estrés postvacacional” que si llegas a casa y al día siguiente te toca levantarte a las 6 de la mañana.

La información que necesitas, en el smartphone

Un complemento interesante cuando sales de viaje está en las aplicaciones para smartphone, por ejemplo la de la DGT, con información sensible que puedes necesitar en ruta, y que puedes complementar con otras apps, para lo que te recomendamos que eches un vistazo a las apps para smartphone que hemos ido reseñando con el tiempo.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.