Los neumáticos se cuidan de muchas maneras, empezando por la más simple y rutinaria que es la de mantener las presiones en óptimo estado. De eso ya hablamos en otra ocasión, así que cualquier referencia a este tema lo tenéis en el enlace anterior. Para un mayor mimo de nuestras “zapatillas” para circular, nada mejor que seguir unas sencillas pautas que no siempre somos capaces de cumplir.

Una de las agresiones más inevitables que infligimos a nuestros neumáticos es la de girar cuando estamos parados, ya sea para maniobrar a la salida de nuestra plaza de aparcamiento en la calle, o cuando maniobramos en exceso en un parking. Para demostrar lo que sufren los neumáticos, prueba hoy mismo a realizar un giro completo de volante sin la dirección asistida.

¿Complicado? Pues esas fuerzas que experimentas van “lijando” el neumático poco a poco. Es bastante inevitable, pero siempre podemos tratar de minimizar el número de maniobras (por ejemplo tratando de no encajonar el coche en un espacio demasiado justo).

Sea como sea, no es que nos vayamos a ahorrar mucho, la verdad, con esos gestos. Sin embargo sí que lo haremos con otros muy relacionados con el hecho de aparcar: tocar, o más bien golpear, bordillos. Un neumático no está diseñado para aguantar impactos violentos. Está diseñado y reforzado para tratar de que esos impactos afecten lo menos posible a la estructura, pero de ahí a tomar por costumbre “subir rueda” a la acera sin mayores preocupaciones, va un mundo.

Ese gesto puede desembocar en varias cosas: pérdidas de presión, daños en la llanta por compresión y desgaste irregular del neumático. ¿Puede pasar la primera vez? No necesariamente, y puede que tengas suerte y nunca tengas problemas, pero debes saber que no están fabricados para eso.

Los impactos con bordillos, resaltos (existen verdaderos resaltos asesinos de neumáticos y suspensiones), un socavón salvaje que no hemos podido evitar,… todo eso influye negativamente en la esperanza de vida del neumático: evítalos a toda costa, atácalos, en el caso de los resaltos, a la mínima velocidad posible y calcula bien las distancias al aparcar.

Deslizamiento del neumático

Deslizar el neumático es el horror aplicado al desgaste de los mismos. Si aceleras fuertemente pueden pasar dos cosas: que patines, o no. Incluso si no patinan, se ven forzadas por unas torsiones bastante importantes. Los acelerones bruscos van quitando kilómetros de vida al neumático a un ritmo más acelerado del que podrías pensar, incluso más que los frenazos (aunque parece contraintuitivo). Evítalos siempre que puedas, porque como bola extra vas a consumir cantidades mucho mayores de combustible.

Si hablamos ya de deslizamiento lateral… bueno, imagínatelo tú mismo. En ese caso puedes ir pensando en cambiar los nueumáticos pronto, ya que como mínimo tendrás un desgaste anómalo y puede que las prestaciones del vehículo en su conjunto se vean bastante perjudicadas. Como dicen por mi tierra, ¡sentidiño con los neumáticos! Son tu garantía de seguridad cuando menos te lo esperas.

Fotos | CJS*64, Andrew Mason

Comentarios

Fernando -

Los golpes en el lateral del neumático, por experiencia son los peores, y más si hace calor, no sabes cuantas veces he mordido la rueda por esta causa

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.