Si hay algo que podemos sacar en claro de todas las investigaciones y propuestas que está habiendo en torno al mundo del neumático es una conclusión sencilla: los pinchazos tienen los días contados. De una forma u otra, los principales fabricantes están trabajando en neumáticos en los que el aire no es lo más importante, de forma que un pinchazo no crea ningún problema. Michelin es uno de ellos y su propuesta más ambiciosa, Tweel, está a punto de llegar al mercado.

¿En qué consisten estos neumáticos y cómo eliminan la dependencia del aire? En este caso, el aire es sustituido por una compleja estructura formada por un cubo rígido que se conecta a la banda de rodadura a través de una serie de radios deformables de poliuretano. Al desaparecer el aire a presión, en realidad, desaparece también el concepto de neumático, por lo que sería más exacto volver a los básicos y hablar sencillamente de rueda. El concepto de llanta también queda para el olvido.

Aunque ahora es todo un conjunto, es inevitable fijarse en los radios como elemento más novedoso de estas ruedas, al ser al fin y al cabo lo que vemos donde hasta ahora sabíamos que había solo aire. Según Michelin, estos radios son de gran resistencia y son los que soportan la carga, a la vez que amortiguan y proporcionan “una transferencia de energía única que disminuye los rebotes”. Habrá que ver si luego en persona consiguen sustituir a los neumáticos de aire de verdad, ofreciendo una absorción de impactos y amortiguación equivalente o superior.

El resto de las partes que conforman las ruedas Michelin Tweel son menos llamativas, pero igualmente importantes. Un cubo de acero universal diseñado para poder instalarse fácilmente en cualquier cargadora frontal estándar de dirección articulada. Y después unas bandas de acero de cero grados, situadas entre los radios y la banda de rodadura, que ofrecen una gran resistencia, aportan rigidez lateral y resisten los daño de impactos y penetraciones.

Michelin Tweel

Si estás pensando ya en deshacerte de tus neumáticos (¡y del de repuesto!) y conseguir alguno de estos, frena un momento. Tenemos malas noticias. Que lleguen al mercado no significa que lleguen para los turismos. De momento la primera producción a gran escala está pensada para maquinaria industrial y agrícola, empezando por un cortacésped John Deere, que lo incluirá de serie.

Pero no te desanimes. Está claro que todos los fabricantes tienen como uno de sus objetivos primordiales el dar con la rueda sin aire perfecta, con el sistema que haga que los pinchazos pasen a ser una de esas cosas que los abuelos cuentan a sus nietos. Y nunca más tendremos que comprobar la presión de los neumáticos.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.