La velocidad es un caballo de batalla importante en esto de los coches. Unos quieren que la velocidad sea libre, otros quieren que por las autopistas y autovías se circule a 140 km/h, o más, otros opinan que la velocidad debe ser menor para reducir las cifras de muertos en carretera… y nadie se pone de acuerdo en qué es mejor.

Ahora se pone de actualidad una iniciativa que, en mi opinión, no tiene nada de original, pues trata de regular estrictamente ciertas zonas de la ciudad para que la velocidad máxima sea de 30 km/h. y claro, no faltan las voces que se alzan en contra de la misma, o bien a favor y aún un poquito más. Lo que yo no entiendo es dónde está el debate cuando la velocidad media por la ciudad nunca llega a los 50 km/h. Ni, probablemente, a los 40km/h.

¿Qué te aporta circular a 50 km/h?

Normalmente, circular a 50 km/h no aporta nada, ni siquiera se puede hacer en muchas calles. Sí en avenidas importantes, donde la limitación de 50 km/h a veces es chocante porque es demasiado baja. Pero en la mayoría de las calles de un solo sentido, o incluso de un solo sentido y carril, es muy difícil que alguien circule a 50 km/h sin tener un percance, ya sea con personas o con contenedores, motos aparcadas o vaya usted a saber.


Los semáforos son un elemento que hace que tu media de velocidad en ciudad baje, y mucho. En la mayor parte de las ocasiones, salir del semáforo como si estuviésemos en un Gran Premio solo implica que gastas más combustible, y más frenos al llegar a la siguiente luz roja. Probablemente a una determinada velocidad no tendrás ni que parar en la segunda: muchos conoceréis algún tramo de semáforos en el que “a una velocidad X, los pasas todos en verde si coges el primero bien”. Eso es, en esencia, lo mismo que darse cuenta de que lo importante no es la velocidad, sino las circunstancias del entorno, y del tráfico.

En zonas residenciales, en zonas donde hay colegios o niños “sueltos” (entiéndase bien), en calles especialmente angostas,… en todos esos lugares, la lógica y el sentido común ya nos dicen que la velocidad ideal para circular. A lo mejor es 20 km/h, a lo mejor es 10 km/h. No hay prisa en la ciudad, porque la diferencia, el tiempo que ahorraremos si nos movemos a toda prisa, o si mantenemos una velocidad media pausada, relajada… pueden ser 10 minutos siendo generosos. Perderemos más tiempo buscando aparcamiento. ¿De verdad compensa ese “ahorro” de tiempo el riesgo de ir a toda mecha por nuestras ciudades?

Vía | El País
Fotos | Circula Seguro, edans

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.