La fatiga, el sueño, los ojos que se cierran… ¿quién no ha pasado un mal rato al volante por culpa de un ataque de cansancio cuando creíamos que estábamos descansados y alerta? Lo mejor es siempre prevenir durmiendo todas nuestras horas, evitando conducir en horas peligrosas (después de comer) y, si no es posible, durmiendo una siesta antes o tomando un café, pero a veces ninguno de los trucos funciona. Y no sabes cómo, pero de pronto estás luchando para mantener los ojos abiertos.

Pero la fatiga no aparece de improviso, simplemente la detectamos cuando ya nos molesta (es decir, cuando ya no deberíamos estar conduciendo). Nuestro cuerpo, no obstante, lleva ya un rato empezando a cambiar. El ritmo de los latidos de nuestro corazón, por ejemplo, se ha ido ralentizando. ¿Y si pudiésemos monitorizar los latidos sin necesidad de complejos electrodos? ¿Y si nuestro asiento hiciese el trabajo? Eso es lo que proponen desde Plessey: asientos inteligentes que hacen electrocardiogramas del conductor.

El avance tecnológico logrado por Plessey es bastante importante: hasta ahora, era necesario el contacto de los sensores con la piel para monitorizar el ritmo cardíaco. Sus sensores son capaces de hacer la lectura a través del tejido, por lo que se sitúan simplemente en el asiento y al estar en contacto con el conductor pueden leer su ritmo cardíaco.

De momento la compañía tan solo ha fabricado unos pocos de estos asientos a modo de demostración y, sobre todo, para ir paseándolos por los principales fabricantes de coches y ver si alguno decide incluirlos en sus vehículos.

No está claro cuál va será la reacción posterior del asiento o el coche si detecta que el conductor está cansado: ¿una vibración? ¿un aviso en el navegador? ¿un sonido de alerta? Sea como sea, el primer paso (y el más difícil, tecnológicamente hablando) ya está dado. Para lo siguiente tan solo habrá que averiguar cuál es la mejor solución.

¿Qué te parece la idea de los asientos de Plessey? ¿Crees que no tardaremos en verlos en muchos coches?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.