La noche del 31 de octubre parece desde hace unos años estar monopolizada por Halloween. Los niños ya hacen sus calabazas en los colegios, mucha gente se disfraza de cosas de miedo y hay hasta quien está empezando a hacer el “truco o trato” por las casas. No obstante, esta tradición importada de Estados Unidos no es la única celebración que se realiza para conmemorar el Día de Todos los Santos. En varios lugares de España hay tradiciones mucho más antiguas que se siguen realizando. ¿Te apetece vivir el Halloween español? Estas son 5 propuestas:

1. Fiesta de los Tosantos (Cádiz)

Cerdos_tosantos

Foto: Panarria

En la web de turismo del Ayuntamiento de Cádiz admiten que el nombre de la fiesta viene de la “natural práctica de no hacer más largo lo innecesario” y aclaran que ningún santo queda fuera de la celebración. ¿Qué es lo más especial de esta fiesta? Cualquiera que visite un mercado esos días se dará cuenta: los dueños de los puestos disfrazan a su mercancía (cerdos, conejos, frutas, etc.) de personajes famosos y de actualidad.

2. Festividad de Todos los Santos (Baños de la Encina, Jaén)

Baños de la Encina

Castillo de Baños de la Encina. Foto: Julen Iturbe-Ormaetxe

Las fiestas más importantes de esta localidad jienense son precisamente las de Todos los Santos. Es tradición que los hombres (y en la actualidad también las mujeres) abandonen el pueblo y se dirijan a pequeños cortijos o chozos en la sierra, donde pasan varios días y noches. Se dedican a cazar pájaros y compartir pan y vino. Tradicionalmente eran solo los hombres los que se iban, dejando espacio a las mujeres en el pueblo para rezar tranquilas.

3. Día de la Mochila (Ceuta)

Homenaje al Día de la Mochila

Homenaje al Día de la Mochila. Foto: Mario Sánchez Bueno

El día 1 de noviembre es en Ceuta un día especial: ¿se va a los cementerios? ¡No! ¡Se hace pícnic! O algo así: es tradición pasar el día en el campo, para lo que se llena una mochila de bocadillos, frutas y frutos secos de temporada. En realidad la tradición sí viene de lo de visitar cementerios, en los que se pasaba todo el día, por lo que había que llevar una mochila -o su equivalente en el momento -con comida.

4. Samaín (Galicia)

Magosto

Foto: zentolos

Esta fiesta no está falta de polémica, ya que fue en realidad “redescubierta” por un investigador que comprobó que se celebraba en varias aldeas gallegas hasta hace menos de treinta años. Samaín es el origen celta de Halloween (Samhain en gaélico, significa noviembre) y sí, incluye vaciar calabazas (nabos en su origen) y colocar velas dentro. Actualmente, en algunas localidades gallegas está siendo recuperada. Un ejemplo es Ribadavia, donde la noche del 31 de octubre es la “noite meiga”, y la ciudad se llena de fantasmas, brujas y otros seres y en el castillo se celebra un pasaje del terror. Esos días se celebra también el Magosto, donde la gente se reúne para asar y comer castañas (esta ya sin polémicas).

5. Todos los Santos (Begíjar, Jaén)

Begíjar

Puente del Obispo en Begíjar. Foto: Pepsimistercorn

La provincia de Jaén está lleno de tradiciones para esta festividad, como puedes ver. Si decides pasarla en Begíjar, puedes ser testigo de su tradición especial: los más jóvenes salen a la calle con cazuelas llenas de gachas y un cucharón. ¿El objetivo? Tapar con ellas las cerraduras de las casas, evitando así que entren los malos espíritus. También se ponen mariposas de aceite para iluminar el camino de los muertos.

Foto portada: José Antonio Gil Martínez

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.