En lo que a ahorrar combustible se refiere cada pequeño gesto cuenta, incluso mantener el coche limpio. No se trata de eliminar la suciedad del exterior y circular con la carrocería limpia, suave y encerada —lo cual, en teoría, mejora la aerodinámica y reduce el consumo aunque en la práctica sea inapreciable— sino a gestos que se puede hacer aprovechando que se va lavar el coche y que contribuyen a reducir el consumo:

  • Sacar todos los trastos y objetos innecesarios del interior del vehículo. Esos que muchas veces se quedan en el coche durante meses o durante años dando vueltas por el maletero, en las guanteras y otros recovecos. Cada objeto supone algo de peso; y el peso es un gran enemigo del ahorro de combustible.
  • Aprovechar la ocasión para limpiar el filtro del aire. Este filtro suele estar situado dentro de una caja de plástico en el interior del vano del motor (consulta el manual de tu coche para averiguarlo) y normalmente sacarlo es fácil. Para limpiarlo basta con extraerlo y sacudirlo con cuidado o aplicar un poco de aire a presión. El motor quema una mezcla de aire y de combustible y si falta aire quemará más combustible. Con el filtro limpio el motor respirará mejor.
  • Ya que estás en el suelo sacando brillo a las llantas comprueba también la presión de los neumáticos. Un manómetro de mano es barato y permite comprobar fácil y rápidamente si es necesario reponer aire en las ruedas. Un neumático falto de aire aumenta la resistencia al avance e incrementa el consumo pero, sobre todo, supone un riesgo que es fácil de evitar.
  • Tal vez para limpiar bien el coche o para meterlo en el túnel de lavado tengas que quitar accesorios exteriores como el cofre o los portabicicletas y portaesquís. No los coloques si no vas a utilizarlos y haz lo mismo con la baca siempre que sea posible desmontarla. Estos elementos aumentan la resistencia al aire y perjudican la aerodinámica, aumentando el consumo de combustible.
  • Guardar el coche bajo techo o en un garaje ayuda a que se mantenga limpio. También, en los días calurosos, el interior del coche se mantendrá más fresco, y no tener que encender el aire acondicionado, o usarlo con moderación, es ahorrar combustible.

Imagen CC Karah Levely-Rinaldi

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.