Los coches están cada vez más llenos de tecnologías que los hacen más y más seguros. Y con la moda de los vehículos autónomos como futuro al que aspirar (los coches voladores han desaparecido casi de nuestro imaginario), son ya muchas las investigaciones que avanzan hacia la semi-autonomía con la seguridad como principal foco: que el coche tome el control si detecta que seguir las órdenes del conductor podría acabar mal.

¿Hacia dónde nos lleva todo esto? Si al final decidimos que renunciar a conducir y la autonomía absoluta de los coches es algo que preferimos no tener, lo que sí tendremos serán vehículos que sepan perfectamente cómo conducimos, que analicen nuestros hábitos y movimientos hasta que nos conozcan tan bien que puedan predecir nuestras maniobras.

Eso es precisamente lo que está intentando Ashesh Jain, de la Cornell University, con la ayuda de su equipo de investigación: han desarrollado un sistema, Brain4Cars, que aseguran que puede predecir la siguiente maniobra de un conductor tres segundos antes de que la realice. Esta información, por supuesto, será usada para detectar y evitar posibles accidentes.

¿Cómo son capaces de hacer esto? Recogiendo y analizando mucha información a través de sensores: los movimientos del conductor (si mueve la cabeza de determinada forma es posible que esté pensando en cambiar de carril, por ejemplo), información de GPS (para saber si el coche se acerca a una intersección, entre otras cosas), la velocidad, etc. Evidentemente, el análisis de todo esto no es sencillo, y ahí es donde entra la investigación de Jain.

Lo que han desarrollado es un sistema basado en algoritmos inteligentes que van aprendiendo qué significan los datos que recogen: para ello usaron los datos recogidos por diez conductores durante dos meses, información que dieron al sistema para ver qué era capaz de aprender y concluir.

¿Los resultados? Bastante prometedores: el algoritmo que mejor funcionó fue capaz de predecir la maniobra del conductor en un 90% de las ocasiones con una media de 3,5 segundos de antelación.

Falta mucho, por supuesto. Brain4Cars tiene que aprender todavía a distinguir cómo cambian los modos de conducción (y las consecuencias) cuando hace mal tiempo, por ejemplo, además de qué hacer después. Tenemos la predicción de la maniobra: ¿cómo debe actuar el coche para evitar accidentes que vea que están a punto de conducir? El tiempo, no hay duda de eso, nos dará una respuesta.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.