¿Estás harto de que todos los hoteles, en cualquier lugar del mundo, parezcan el mismo? La cama, la tele, el armario, la mesita. Hay gente a la que le hace sentirse seguro, como en casa, en algo conocido. Hay otras personas, no obstante, a las que nos aburre viajar así. Si quieres que la noche sea tan especial como el día, lo mejor es alojarse en un hotel extraño. Alguno de estos no estaría mal. Los 10 hoteles más raros del mundo:

1. Hotel Costa Verde (Quepos, Costa Rica). Cualquier fan de Lost que visite Costa Rica (y tenga un presupuesto holgado) no debería perder la oportunidad de dormir en la suite más especial del Hotel Costa Verde: un Boeing 727 de 1965 reconvertido en una lujosa habitación de hotel para dos personas. La parte delantera del avión sobresale 15 metros sobre un acantilado, por lo que da la sensación de estar realmente viajando. Desde 250 dólares la noche (más impuestos).

Hotel Costa Verde

2. V8 Hotel (Böblingen, Alemania). Un hotel para amantes de los coches: 34 dormitorios temáticos que giran entorno al mundo del motor, con coches reconvertidos en camas, habitaciones inspiradas en autolavados, talleres o gasolineras. Organizan visitas guiadas a algunas de las fábricas de marcas alemanas del motor y permiten ver cómo se restauran coches históricos. Desde 170 euros la noche (habitación doble).

V8 Hotel

3. Sala Silvermine (Suecia). No apto para claustrofóbicos: la Sala Silvermine permite a sus visitantes dormir a 155 metros bajo tierra en una de las minas de plata mejor conservadas del mundo (y el dormitorio más profundo del mundo). Al llegar podrás hacer una visita guiada por las galerías y cavernas de la mina (donde hace bastante frío, sí, pero la habitación tiene calefacción). Unos 480 euros la noche (para dos personas).

Sala Silvermine

4. Montaña Mágica Lodge (Panguipulli, Chile). El hotel está formado por varios conos de piedra de cuya cima sale una cascada de agua (lo que hace que las paredes por fuera estén siempre llenas de vegetación). Hay tres tipos de habitaciones distintas (según a qué altura de la pirámide estén, serán más o menos grandes). El precio del camarote (la más barata), para dos personas, es de 170 euros por noche.

Montaña Mágica Lodge

5. Propeller Island (Berlín, Alemania). Cada habitación en este hotel es distinta y es difícil saber cuál es más rara. ¿La que tiene las camas en ataúdes? ¿La que está dada la vuelta? ¿La de la cama volante? ¿La inspirada en una jaula de leones? Cada dormitorio ha sido diseñado por el artista Lars Stroschen, responsable de un hotel cuyos precios están a partir de los 100 euros la noche.

Propeller Island

6. Treehotel (Harads, Suecia). ¿Siempre has querido dormir en una casita en un árbol? Seguro que entonces el concepto de Treehotel te gusta: cada dormitorio tiene su propio diseño (un nido de pájaro, un platillo volante, un cubo de espejos que hace que casi no se vea…), siempre en medio de un bosque cercano al pueblo de Harads, en plena naturaleza casi virgen. Los precios dependen de la suite escogida, aunque andan por los 400 euros por noche.

Tree Hotel

7. Bubble Tree (Francia). Los Bubble Tree son un concepto distinto de alojamiento: una especie de tiendas de campaña inflables y transparentes, que se convierten en burbujas situadas en distintos lugares de Francia, siempre en parajes naturales de extrema belleza. Podrás ver las estrellas y sentir que estás durmiendo casi a la intemperie. Eso sí, si buscas privacidad quizá no sean tan buena idea. Los precios son muy variados, depende de quién gestione la burbuja en la que decidas alojarte.

Bubble Tree

8. La Villa Hamster (Nantes, Francia). ¿Siempre te has preguntado si es feliz tu hámster en su jaula? ¿Es divertido correr en esa rueda sin fin? Ahora puedes meterte en su piel si visitas Nantes: La Villa Hamster es un hotel temático centrado, sí, en la vida de los roedores. Contenedores con comida de hámster (orgánica), una cama para la que hay que subir una escalera y, por supuesto, la rueda. Te preguntarás si esto tiene su público. Lo tiene. Pero hay una mala noticia: cerró sus puertas en 2012 para abrir camino a otras ideas extrañas de hoteles.

La Villa Hamster

9. Karostas Cietums (Karosta, Letonia). Este hotel pertenece a la categoría de “hoteles que eran cárceles”, ya que hay unos cuantos así repartidos por el mundo. En este caso se trata de una prisión militar que permanece casi sin cambiar desde los tiempos zaristas. Es decir, aquí se va a buscar una experiencia extrema y no lujos. El precio está a la altura: 11 euros la noche.

Karostas Cietums

10. Hotel de Vrouwe von Stavoren (Stavoren, Países Bajos). Para amantes del vino: este hotel en los Países Bajos ofrece la oportunidad de dormir en… ¡barriles! Son barriles reales que se utilizaron para almacenar vino y que ahora han sido reconvertidos en habitaciones completas con baño propio. Son muchos los que aseguran, claro, que muchos de estos dormitorios todavía conservan el aroma a vino. 89,65 euros la noche (una persona), 120 euros si son dos.

Vrouwen von Stavoren

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.