No hay término medio con respecto a los rascacielos: o te encantan o los odias. Estés del lado que estés, no obstante, lo que no se puede negar es que hay algo para lo que son perfectos: para lograr panorámicas increíbles sobre la ciudad en la que estás. Vayas adonde vayas, siempre hay algún edificio alto famoso, en parte, por permitir que la gente suba a su piso más alto para ver las vistas.

Pero ¿cuáles son los más altos? ¿Adónde tienes que viajar para sentir cómo los oídos te hacen plop al ir subiendo rápido en un ascensor? Estos no son los rascacielos que más se acercan a las nubes del mundo, pero sí los más altos en los que permiten a turistas (previo pago normalmente) subir hasta la cima. Si notas que faltan algunos en la lista, tienes razón -eliminamos los que repetían país para dar más variedad (hay un par más en China, por ejemplo, más altos que los últimos de la lista):

Burj Khalifa (Dubai, EAU)

Vistas desde el Burj Khalifa. Foto: Stefan Langmann

Vistas desde el Burj Khalifa. Foto: Stefan Langmann

El observatorio exterior más alto del mundo está en el piso 148, a “solo” 555 metros del suelo, en la estructura más alta del mundo, de 828 metros. Los responsables del edificio se jactan de lo de tener el observatorio tan alto tanto que el actual no es el primero. Al principio estaba en el piso 124, a 452 metros, pero cuando la Torre de Cantón abrió el suyo a 488 metros decidieron subir la experiencia unas cuantas plantas más.

Tokyo Skytree (Tokyo, Japón)

Vistas desde el Tokyo Skytree. Foto: Ronny Siegel

Vistas desde el Tokyo Skytree. Foto: Ronny Siegel

La segunda estructura más alta del mundo tiene su observatorio más alto a 450 metros de altura. Es además de esos no aptos para gente con vértigo (ninguno de los de esta lista lo es, en realidad), ya que tiene una zona de suelo transparente. Dirás que es una tontería, pero la sensación de caminar sobre esa caída de casi 500 metros hará que todos tus instintos de supervivencia intenten evitar que des un paso.

Torres Abraj Al-Bait (Meca, Arabia Saudí)

Vistas desde la luna del Abraj Al Bait. Foto: Wurzelgnohm

Vistas desde la luna del Abraj Al Bait. Foto: Wurzelgnohm

El Mecca Royal Hotel está coronado por una torre con una luna creciente sobre la que hay una plataforma de observación a 558 metros de altura. También puedes quedarte en la base del reloj sin problemas. Es, al fin y al cabo, el reloj más alto del mundo (a 400 metros), así que las vistas serán igualmente buenas y quizá dé algo menos de miedo que pasear por la luna.

Torre de televisión de Cantón (Guangzhou, China)

Torre de Cantón. Foto: yumoheart

Torre de Cantón. Foto: yumoheart

Después de la Tokyo Skytree, es la segunda torre de telecomunicaciones más alta del mundo y la quinta estructura más alta. Tiene 600 metros de altura y permiten a los visitantes subir hasta la plataforma de observación al aire libre situada a 488 metros. Los más valientes (y en forma) pueden subir hasta el piso 64 desde el 32 por una escalera que permite ver la estructura arquitectónica de la torre.

Torre CN (Toronto, Canadá)

El EdgeWalk en la Torre CN. Foto: Kevin Costain

El EdgeWalk en la Torre CN. Foto: Kevin Costain

Con sus 553,33 metros de altura fue en el momento de su inauguración (1976) la torre más alta del mundo, pero ya sabemos que ha sido superada con creces por otros edificios. Eso sí, los amantes de la adrenalina podéis marcar este lugar como prioridad: tiene una pasarela al aire libre sin barandilla a 356 metros de altura, una simple plataforma que rodea la torre. ¿El paraíso de los suicidas? No: para salir a pasear por EdgeWalk te sujetan con un arnés. ¡No hay peligro!

One World Trade Center (Nueva York, Estados Unidos)

Vistas desde el One World Observatory. Foto: Arturo Pardavila III

Vistas desde el One World Observatory. Foto: Arturo Pardavila III

El edificio principal del nuevo World Trade Center, reconstruido tras el 11-S sin torres gemelas, tiene 546 metros de altura y es la cuarta estructura más alta del mundo. Su plataforma de observación ocupa tres pisos (del 100 al 102) y garantiza fantásticas vistas sobre Manhattan (algo que es imprescindible ver desde arriba si vas a Nueva York).

Torre de la televisión Ostankino (Moscú, Rusia)

La torre desde arriba. Foto: Egor Pasko

La torre desde arriba. Foto: Egor Pasko

Otra torre de la televisión, esta de 540,1 metros de altura, construida entre 1962 y 1967. El ascensor lleva a los visitantes hasta la plataforma de observación situada a 337 metros en 58 segundos. Se trata del clásico piso rodeado de ventanas que permiten la vista panorámica, aunque si hace buen tiempo se puede salir también a la parte que está al aire libre.

Taipei 101 (Taipei, Taiwán)

Vistas desde el Taipei 101. Foto: Matthew Wu

Vistas desde el Taipei 101. Foto: Matthew Wu

Consiguió ser en su momento (2004) el edificio más alto del mundo, pero fue superado por el Burj Khalifa en 2009. Lo que sí es es el edificio verde -con el certificado de Liderazgo Diseño Energético y Medioambiental -más alto. Son 509,2 metros que se traducen en 101 plantas (de ahí su nombre). Tiene dos miradores, uno interior en los pisos 88 y 89 y otro al aire libre en el 91, a 391,4 metros.

Torres Petronas (Kuala Lumpur, Malasia)

Estas torres gemelas son las más altas del mundo, con 451,9 metros de altura. Están conectadas por un “Puente del cielo” (SkyBridge) en el piso 41 que se puede visitar y desde el que hay buenas vistas. La experiencia completa es coger el ticket para subir también al piso 86 para ver Kuala Lumpur desde todavía más arriba.

Torre Milad (Teherán, Irán)

Torre Milad. Foto: Bahador

Torre Milad. Foto: Bahador

Con sus 435 metros de altura parece un hermano pequeño de las estructuras de las que hablamos hasta ahora, pero sigue siendo la sexta torre más alta del mundo. En la parte superior, donde la torre se ensancha y adquiere el aspecto de un platillo volante, hay una plataforma de observación interior y otra al aire libre, además de un restaurante de esos que giran para que contemples las vistas desde todos los lados.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.