París y la Torre Eiffel, Roma y el Coliseo, Atenas y la Acrópolis, Londres y el Big Ben… Nuestras fotos de viajes son un poco como las de todos los demás, cambiando simplemente las caras de las personas que aparecen sonriendo a cámara. ¿Harto de viajar siempre a esos lugares típicos? ¿Con ganas de vivir experiencias realmente únicas?

El mundo es grande, muy grande, y está lleno de pequeños lugares y atracciones turísticas. ¡Y hay mucha diversidad! Lugares para todos los gustos y la garantía de que no te sentirás en un lugar de esos que ya ha sido visitado cientos de veces. ¿Adónde ir? Estos son los 10 destinos turísticos más raros del mundo:

1.  The Boneyard (Arizona, Estados Unidos)

The Boneyard

Foto: Frank Kovalchek

¿Eres un friki de los aviones? ¿Te gustaría saber adónde van a morir? En The Boneyard verás su cementerio: una extensión de terreno en la que descansan más de 3.000 aviones militares, algunos recientes y otros con más de 60 años a los que faltan muchas partes -se cogían las piezas que podían ser reutilizadas. Hay un tour organizado que dura una hora y que te explica qué es lo que estás viendo.

2. Gnome Countryside (Pennsylvania, Estados Unidos)

Si de pequeño pasabas horas delante de la tele viendo todas las aventuras de David, el gnomo, no te puedes perder esta pequeña curiosidad: un pequeño bosque en el que el respeto a la naturaleza se mezcla con el mundo mágico y la fantasía. Fundado por Richard Humpreys, el “Gnomeman” (hombre gnomo), cuya vestimenta no te defraudará, ofrece muchas actividades educacionales relacionadas con la naturaleza (biología, zoología, geología, botánica, etc.) y, por supuesto, mucha información sobre los gnomos.

3. Igloo Village (Ittoqqortoormiit, Groenlandia)

Igloo Village

Foto: Travel to Greenland

¿Te gustaría vivir durante unos días como si fueses un esquimal? Si consigues llegar a la localidad de Ittoqqortoormiit, de poco más de 400 habitantes, puedes intentarlo: vivirás con los inuit, rodeado de vida salvaje, te moverás en trineo tirado por perros, y dormirás en un iglú. Puedes también visitar pueblos abandonados que hay por la zona y, por supuesto, quedar boquiabierto con los fiordos congelados.

4. Prisión de Bang Kwang (Tailandia)

Si por alguna extraña razón tu viaje a Tailandia te está aburriendo (o si has estado tantas veces que ya no te queda nada por ver), puedes aprovecharte de esta fantástica oferta turística: ¡visitar su cárcel en Bangkok! El gran atractivo es que puedes interactuar con los presos, que van desde traficantes de droga hasta asesinos, pasando por turistas occidentales a los que algo en su viaje salió mal. Ideal para cuando te sientas tentado de cometer un crimen.

5. Puerta al infierno (Turkmenistán)

Puerta al infierno

Foto: flydime

¿Te gustaría ver la puerta al infierno en persona? ¡Puedes hacerlo! Está en mitad del desierto en Turkmenistán, un cráter que lleva ardiendo sin descanso desde 1971. Fue en ese momento cuando unos científicos detectaron que el agujero emitía gas natural que podía envenenar a la población cercana, por lo que decidieron quemarlo. ¡Lleva ardiendo desde entonces!

6. Templo de Karni Mata (India)

Karni Mata

Foto: Fulvio Spada

En la actualidad es difícil saber exactamente la razón real por la que la gente visita este templo. Podría ser la razón original, rendir homenaje al místico del siglo XIV que se supone que era la reencarnación del dios Durga. O podría ser por simple curiosidad al saber que el templo es también el hogar de unas 20.000 ratas. Son sagradas y no se las puede tocar, por eso siguen allí felices, alimentándose de los boles de leche y azúcar que les ponen los vecinos. No apto para todos los gustos.

7. Isla de las Muñecas (Xochimilco, México)

Isla de las muñecas

Foto: Esparta Palma

Perfecto si lo que te apetece en tus vacaciones es algo macabro y sentir algo de mal rollo: esta islita está llena de muñecas colgadas de los árboles, muchas veces desmembradas o decapitadas. El responsable fue Julián Santa Ana, un hombre que se mudó allí como hermitaño hace más de 60 años, cuando su novia lo dejó. Por esa época una joven se ahogó en el río, y Julián aseguraba sentirse perseguido por pasos, voces y lamentos; por lo que empezó con su obra de arte de muñecas para protegerse. Nunca dejó de oír las voces y, por supuesto, murió en el río.

8. Alnwick Poison Garden (Reino Unido)

Alnwick Poison Garden

Foto: cr01

Los uno de los jardines del Castillo de Alnwick, en la región de Northumberland, es bastante especial. Fue ideado por la Duquesa de Northumberland, que se preguntó por qué tantos jardines del mundo se centraban en las propiedades curativas de las plantas y ninguno en sus propiedades letales. Así, este jardín venenoso, inspirado formalmente en el Jardín Botánico de Padua (Italia), tiene unas 100 especies letales y a los visitantes se les recomienda que ni huelan las flores. Ya de paso, visita el Castillo de Alnwick, que fue Hogwarts en varias de las películas de Harry Potter.

9. Tour de los Mundos Escondidos (Islandia)

Elfos

Foto: Fingalo

¿Te gustó lo de los gnomos algo más arriba? No te pierdas entonces estos tours y paseos de los Mundos Escondidos que puedes hacer en Islandia. Ya sabes que allí viven elfos, gnomos y muchos otros tipos de criaturas mágicas, ¿por qué no visitarlas? La mayor colonia de elfos y otras criaturas (“gente escondida”, según los islandeses) de Islandia vive en Hafnarfjördur y los paseos Hidden World te llevan a visitar sus hogares: el Parque Hellisgerdi, la base del acantilado Hamarinn (donde vive su familia real), etc. El guía, claro, te contará todas sus historias y cómo humanos y seres ocultos viven en armonía.

10. Corea del Norte

Corea del Norte

Foto: Roman Harak

Déjate de tonterías: no hay nada más exótico que visitar Corea del Norte. Ese país tan cerrado y misterioso permite a turistas extranjeros visitarlo, siempre y cuando vengan dentro de uno de los tours organizados que el Gobierno organiza. Por supuesto, verás solo lo que ellos quieren que veas y tendrás que seguir unas normas bastante estrictas (y a veces extrañas, como que en las fotos que hagas de estatuas estas estén siempre de frente y completas), pero todo el mundo querrá hablar contigo cuando vuelvas a casa.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.